La crisis hospitalaria en guatemala

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1744 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
En Guatemala no hay una “crisis hospitalaria” sino una crisis humana de proporciones aberrantes. No puede haber “crisis hospitalaria” cuando tenemos unos de los mejores hospitales y clínicas médicas del continente. Equipadas con alta tecnología, equipo, profesionales y especialistas con acreditación en el exterior, algo que hace poco en Guatemala solo se asociaba con Houston oMiami.
Está claro que los hospitales públicos están dilapidados y hasta estamos perdiendo personal que prefiere emigrar a trabajar en condiciones no dignas, contrarias a la vocación médica, por falta de recursos y convirtiéndose a veces en parte del problema. A los pacientes de hasta abajo no les queda otra que acudir a los 47 hospitales nacionales, a sufrir o morirse haciendo cola.
Y podría serpeor si no fuera por los casi US$4 mil millones en remesas que las y los guatemaltecos estamos enviando al país. Sin la remesa migrante la “crisis hospitalaria” mostraría su verdadera naturaleza: una catástrofe colosal de la salud pública, comparable únicamente a la ocurrida en alguna república africana.

Crisis Hospitalaria en Guatemala

En Guatemala no hay una “crisis hospitalaria” sino unacrisis humana de proporciones aberrantes. No puede haber “crisis hospitalaria” cuando tenemos unos de los mejores hospitales y clínicas médicas del continente. Equipadas con alta tecnología, equipo, profesionales y especialistas con acreditación en el exterior, algo que hace poco en Guatemala solo se asociaba con Houston o Miami. ¿Crisis de salud pública? Obviamente, pero para quienes pueden costearsu cuidado médico, ¡Guatemala es el mejor país para vivir!

Los contrastes son estremecedores. Mientras en Guatemala se practican operaciones de corazón abierto en la zona 10 o la zona 16, en el resto del país miles mueren cada mes por falta de atención médica. La diabetes alcanza proporciones epidémicas. Mientras que cientos de ciudadanos con incapacidad renal sobreviven a base de tratamientointensivo, en el interior del país y las áreas marginales la gente simplemente muere sin siquiera entender qué carajo es una diálisis o un transplante de riñón.

Guatemala se jacta de haber inventado la Incaparina, harina que se suponía iba a erradicar la desnutrición infantil en el istmo centroamericano. Pero no, más del 50 por ciento de infantes menores de 5 años sufren de desnutricióncrónica. El 70 por ciento si se cuenta solo a niñas y niños indígenas. Para la mayoría de la gente en Guatemala la “crisis hospitalaria” no es una cuestión electoral sino la diferencia entre la vida o la muerte.

Está claro que los hospitales públicos están dilapidados y hasta estamos perdiendo personal que prefiere emigrar a trabajar en condiciones no dignas, contrarias a la vocación médica, por faltade recursos y convirtiéndose a veces en parte del problema. A los pacientes de hasta abajo no les queda otra que acudir a los 47 hospitales nacionales, a sufrir o morirse haciendo cola.

Y podría ser peor si no fuera por los casi US$4 mil millones en remesas que las y los guatemaltecos estamos enviando al país. Sin la remesa migrante la “crisis hospitalaria” mostraría su verdadera naturaleza:una catástrofe colosal de la salud pública, comparable únicamente a la ocurrida en alguna república africana.

Lamentablemente las remesas migrantes son oasis y espejismo a la vez. Sirven de cuña financiera para una población que sin esa ayuda quedaría a la deriva y pondría más presión en un sistema de salud colapsado, pero al mismo tiempo encubren y sirven de paliativo a un Estado incapaz deresponder a sus deberes constitucionales. Tristemente las remesas familiares compiten junto a los dólares de la cooperación internacional, como líneas intravenosas conectadas al cuerpo de un paciente al que le mitigan el dolor, pero no le curan la enfermedad.

La “crisis hospitalaria” en Guatemala es simplemente uno de los múltiples síntomas que presenta nuestro país. Sufrimos un cuadro...
tracking img