La estetica inglesa del siglo xviii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ESTETICA INGLESA DEL SIGLO XVIII

1
La estética inglesa del siglo XVIII

El siglo XVIII es un siglo estético. Las discusiones sobre cuestiones estéticas y de apreciación de la obra de arte alcanzan una autonomía cada vez mayor en cuanto a sus principios y criterios. Y, en efecto, no sólo la crítica literaria o artística, sino también en general la reflexión teórica sobre la belleza, lanaturaleza del arte y la experiencia estética, gozan durante el siglo de un florecimiento sin precedentes.

En Gran Bretaña, el ambiente de la crítica y de las instituciones académicas artísticas es favorecido por, y alimenta a su vez, la teoría estética surgida en el marco del pensamiento filosófico de tendencia empirista. La ilustración artística y filosófica británica goza entonces de unavitalidad comparable a la francesa, “y su influencia en el continente hará posible el nacimiento de la estética moderna”.

Se ha subrayado la importancia de la filosofía británica del siglo XVIII como fuente de influencia en dos hitos, “de la estética contemporánea: la estética de Immanuel Kant y el romanticismo”. Pero no es sólo a través de esa influencia como la estética británica está presenteen la historia del pensamiento estético. Durante estos años se da forma en Gran Bretaña a las nociones básicas de la estética y la crítica artística contemporáneas: fundamentalmente las de gusto y experiencia estética y sus categorías.

El signo del nacimiento de la estética contemporánea es la subjetivación de las cuestiones estéticas. En este ámbito se produce un giro de la reflexión que hacereferir las cuestiones sobre el arte y la belleza al sujeto que las contempla o las produce, y no al objeto como sucedía anteriormente. Como consecuencia de ello, la evaluación de las obras de arte y la validez de los juicios sobre ellas y sobre la naturaleza bella no se consideran desde su adecuación a principios objetivos. Tampoco la experiencia de la belleza se entiende como el reconocimientode determinadas características o propiedades presentes en los objetos.

Desde ahora, bello es “aquello que proporciona un determinado sentimiento de placer” y, por tanto, la belleza se define en relación a un sujeto, al sentimiento de ese sujeto. Por ello, el reconocimiento en una obra de arte de una adecuada mimesis de la naturaleza o de los principios de armonía y proporción, según losideales clásicos, no es ya motivo suficiente para emitir un juicio válido sobre el arte. El sentimiento que la percepción de la belleza o de la obra provoca es el primer e ineludible juez de su existencia o de su validez. La justificación de estos juicios sobre la belleza y el arte se remite a la validez y adecuación de nuestros sentimientos ante ellos. En Gran Bretaña durante el siglo XVIII ese es elsupuesto del que surge la discusión sobre estética: “el ámbito del sentimiento y de la subjetividad”.

James Sully divide la estética inglesa del siglo XVIII en dos escuelas principales: la escuela analítica que se sirve del método de análisis psicológico y comprende teóricos como Joseph Addison (1672-1719); William Hogarth; Edmund Burke (1727-1795); Henry Home of Kames (1696-1782); JoshuaReynolds. Y la de los intuicionistas que se apoyan en la especulación metafísica, y fundan sus concepciones en el principio de la belleza objetiva, que no es analizable; en esta escuela contamos con Anthony Ashley Cooper, conde de Shaftesbury (1671-1713) y Francis Hutcheson (1694-1746).

Después de John Locke (1632-1704) representante del empirismo, tendencia fundamental en la filosofía británica,se formaron diversos grupos deístas y moralistas que ejercieron su influencia durante todo el siglo XVIII en Inglaterra. Es un período constructivo, caracterizado por el buen juicio y la grandeza moral y política. Los problemas prácticos de mejora de la vida personal y moral encontraron mayor interés que los problemas puramente especulativos. Durante el siglo XVIII apareció la razón romántica y...
tracking img