La felicidad - platon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1375 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA FELICIDAD

Para hablar de felicidad, Aristóteles empieza por el placer, que parece estar asociado de modo muy íntimo a nuestra naturaleza; por eso los educadores se sirven del placer y del dolor como de un timón para dirigir a la infancia. Parece que es también de la máxima importancia para virtud moral y también para la felicidad, ya que todos los hombres persiguen lo agradable y rehuyen lomolesto; Tales cosas no podrían en modo alguno pasarse por alto, sobre todo prestándose, como se prestan, a muchas discusiones.
Por todo ello, pasamos a exponer ahora algunas de las opiniones más importantes que se han expresado sobre el placer. Eudoxo pensaba que el placer es el bien supremo porque veía que todos los seres aspiran a él, tanto los irracionales como los racionales, lo que implicaque, el que todos fueran atraídos a él, el placer es el mayor bien.
Hay algunos que dicen, por otra parte, que el bien es determinado y placer indeterminado, porque admite el más y el menos. Ahora bien, si juzgan así, lo mismo ocurrirá con la justicia y con las demás virtudes, de las cuales se dice que las personas de determinado carácter  están más o menos dotadas de ellas: hay hombres más omenos justos y fuertes, y es posible practicar más o menos la justicia y la continencia. Por su parte, existen otros que suponiendo que el bien es perfecto y los movimientos y el devenir son imperfectos, intentan poner de manifiesto que el placer es un movimiento y un devenir.
Podría pensarse que todos aspiran al placer porque todos desean vivir; pues la vida es una actividad, y cada uno seejercita en y con aquello que más ama: el músico oyendo melodías, el estudioso ocupando su mente con los objetos de su consideración, y así todos los demás, y como el placer perfecciona las actividades, perfecciona también la vida, que todos desean. Es razonable, por tanto, que aspiren también al placer, puesto que perfecciona la vida de cada uno, que le es apetecible. Dejemos, por ahora, la cuestiónde si apetecemos la vida por causa del placer o el placer por causa de la vida. Ambas cosas, en verdad, parecen encontrarse unidas y no admitir separación, ya que sin actividad no hay placer, y el placer perfecciona toda actividad.

Lo mismo podría deducirse del hecho de que cada placer está íntimamente unido a la actividad que perfecciona. En efecto, cada actividad es intensificada por el placerque le es propio. En los hombres varían no poco, pues las mismas cosas agradan a unos y molestan a otros, siendo para unos molestos y odiosas y para otros gratas y amables; Pero debe considerarse que, tratándose de cosas de esta naturaleza, la impresión verdadera es la del hombre bueno y serán placeres los que se lo parezcan a él. Y es que si las cosas que para éste son molestas parecenagradables alguno, ello no es de extrañar, pues en los hombres hay muchas corrupciones y vicios. Por consiguiente, de los placeres que, a juicio de todos, son vergonzosos no se ha de decir que son placeres, excepto para los hombres corrompidos.

Después de haber tratado de lo relativo a las virtudes, a las diferentes clases de amistad y a los placeres, nos queda hablar de la felicidad, ya que ladeclaramos fin de todo los humano. Nuestra discusión podrá ser más concisa si resumimos los que antes hemos dicho. Dijimos, pues, que la felicidad no es un hábito o disposición porque, de serlo, podría darse también en quien pasara la vida durmiendo, viviendo la vida de las plantas, y en el que sufriera las mayores desgracias. Más bien se le debe considerar como una actividad deseable por sí misma. Portodo ello, la felicidad ha de considerarse entre las cosas deseables por sí mismas y no por causa de otra cosa, porque la felicidad no necesita de nada, sino que se basta a sí misma. Ahora bien, se eligen por sí mismas aquellas actividades en que no se busca nada fuera de la misma actividad. Tales parecen ser las acciones virtuosas, pues el hacer lo que es honesto y bueno pertenece al número de...
tracking img