La globalización como una estrategia de desarrollo en américa latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2814 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿La globalización como una estrategia de desarrollo en América Latina?

Resumen. La inclinación del péndulo hacia políticas que mejoran la inserción de América Latina en la economía mundial ha desviado la atención de las políticas nacionales que siguen siendo esenciales para el crecimiento y desarrollo en sentido amplio. Seis áreas de política interna se identifican aquí: aumento del ahorrointerno, aplicar políticas fiscales anti cíclicas, movilización de recursos públicos, invertir en la educación, la promoción del empleo y reducción de la desigualdad de los ingresos. El costo de oportunidad de no haber dedicado debida atención a estas cuestiones a lo largo de los años noventa es sin duda enorme y para aquellos países que permanecen por debajo de las variables internas, cuanto máslargo sea el retraso mayor serán los costos. El imperativo de dedicar más políticas de capital a las estrategias nacionales de desarrollo no puede ser exagerado - si las instituciones financieras internacionales elijan enfatizarlas o no.

El mal camino explica que el Estado nacional de los asuntos puramente en términos de la dependencia con respecto a un orden internacional que debe sercompletamente reacondicionado; el buen camino, por otra parte, es lo que lleva a una mayor capacidad para la acción y el análisis de las fuerzas que necesitan ser movilizados, los obstáculos que superar y las estrategias para ser aprobado. La forma de que estos caminos se toman en América Latina muestra que conducen a direcciones opuestas

Introducción

Globalización es visto como un sustituto fiablepara una estrategia de desarrollo nacional. Ésa es la conclusión que cualquier observador ocasional puede llegar al oír consejo de política de las organizaciones de desarrollo líderes mundiales principales internacionales y economistas establecidos. La combinación de integración en la economía mundial y la buena gobernanza entregará los frutos del desarrollo, dijo el mundo subdesarrollado. Cuando setrata de asesoramiento en materia de política económica, es el espíritu hoy en día. Algunos han llamado esto un fórmula de consenso-plus, de Washington como es de suponer una versión modificada del original de John Williamson ''consenso: '' un complemento indispensable de la liberalización de la economía es un Estado que realiza determinadas tareas esenciales efectivamente y coincida con susacciones a sus capacidades (Banco Mundial, 1997). ¿La pregunta sigue siendo: esto es un programa de desarrollo realmente nuevo o simplemente la misma receta neoliberal en ropa nueva? En cualquier caso, América Latina ha aceptado incondicionalmente la fe en el libre comercio y los mercados de capital más libres y sin embargo, el crecimiento posterior es muy por debajo de las expectativas.

Eloptimismo exuberante que el programa de reforma generó hace una década ha dado paso a un humor más cauteloso, sometido.

Los hechos estilizados explican este nuevo humor. Después de 10-15 años de experiencia de reforma, resultados económicos latinoamericanos dejan mucho que desear. El crecimiento de PIB a lo largo de los años 1990 para la región en total ha hecho un promedio del 3.2 % por año, no casibastante para hacer, por sí mismo, una abolladura sobre la pobreza. Cuando el aumento de población es factorizado en esto quiere decir que los ingresos regionales per cápita anuales han aumentado apenas en 1.1 % Las figuras de Banco mundial muestran que el 36 % de 500 millones de Latinoamericanos era pobre en 1998 (p. ej., ganó menos de 2 dólares por día), comparado con el 38 % en 1989.
Aquellosen la pobreza extrema (p. ej., viviendo sobre menos de 1 dólar) estaban el 16 %, apenas abajo del 18 % diez años antes (el Economista, 2000). En la suma, los efectos devastadores de la crisis de deudas considerablemente no han sido reparados por el funcionamiento de la década subsecuente. Las figuras de pobreza, tanto el pariente como el absoluto, son peores hoy que ellos hace 30 años o hace 40...
tracking img