La guerra civil española

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 32 (7999 palabras)
  • Descarga(s): 7
  • Publicado: 2 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEMA 9.- LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936-1939)
I- El desarrollo de la Guerra
Los planes para derribar a la República se iniciaron en el momento de conocerse los resultados de las elecciones de febrero que dieron el triunfo al Frente Popular. El más importante de los organizadores de la conspiración fue el general Emilio Mola, en Pamplona. Estaban con él el general Manuel Goded, elgeneral Gonzalo Queipo de Llano y el general Cabanellas. La participación del general Franco en la sublevación no estuvo clara hasta el final.
También colaboraron en la preparación algunos diputados de la CEDA y su principal dirigente, Gil Robles, prestaría apoyo económico con los fondos de su partido.
No se pensó en la posibilidad de una guerra civil ya que se preveía una actuaciónrápida para conseguir el triunfo en Madrid y posteriormente establecer un régimen dictatorial, que no debía ser permanente.
Es imposible que el gobierno ignorase que se estaba preparando un golpe de Estado, cuando incluso la prensa hablaba de ello. La realidad es que sí tomó algunas medidas para evitarlo como:
- Los mandos militares superiores se confiaron a personas que se pensabafieles a la República: El general Pozas se convirtió en inspector general de la Guardia Civil; el general José Miaja fue destinado a Madrid, el general Molero a Valladolid, el general Batet a Burgos y el general Núñez de Prado fue nombrado jefe de las Fuerzas Aéreas.
- Se decretó que el ministro de la Guerra podía modificar los mandos por su propia iniciativa, sin seguir las reglas deantigüedad en el cuerpo.
- Fue nombrado ministro de la Guerra el general Masquelet, fiel republicano.
- En África, cuyo ejército fue uno de los elementos más importantes de los sublevados, los altos mandos eran fieles al régimen
- Diversos militares sospechosos habían sido trasladados a puestos donde su actuación sería menos peligrosa: Goded a Baleares y Franco a Canarias. Otrosgenerales como Várela y García Escámez fueron sancionados. Se desconfiaba de Mola, pero pensaban que no se pondría de acuerdo con los carlistas de Pamplona.
- Las fuerzas de orden público, en las grandes ciudades, fueron puestas bajo el mando de autoridades adictas a la República.
El error del Gobierno fue no prever la magnitud de la sublevación ya que esperaban un estallido similaral de agosto de 1932 (Sanjurjada), que se hundiría por su propia debilidad. Los dirigentes políticos, Azaña y Casares Quiroga, también se equivocaron en la valoración de sus fuerzas ya que cuando se produjo la sublevación algunos grupos políticos iniciaron una revolución social que redujo el poder del Gobierno a la nada.
En los primeros días de julio, la tensión entre los militaresjóvenes era muy grande. El 12 de julio, el teniente José Castillo, de la Guardia de Asalto, fue asesinado por cuatro falangistas. Sus compañeros decidieron llevar a cabo una venganza espectacular y pensaron asesinar a un dirigente derechista importante. Así, en la noche del 12 de julio, se presentaron en la casa de José Calvo Sotelo y poco después lo asesinaron.
El Gobierno condenó este brutalasesinato, pero muchos lo acusaron de estar detrás del mismo. Los asesinatos de Castillo y Calvo Sotelo coincidieron con las últimas etapas de los planes de conspiración del general Mola. Los generales y coroneles que habían de apoderarse del mando en cada región, gobierno o comandancia militar ya habían recibido sus designaciones, y todos sabían que el alzamiento habría de ocurrir entre el 10 y 20de julio.
En las Canarias, el general Franco se preparaba para hacerse cargo del mando que le habían asignado en Marruecos. Ei 11 de julio saiió de Londres un avión inglés que habría de llevarle a Casablanca, contratado por Luís Bolín, corresponsal de ABC en Londres.
La sublevación se inició en Marruecos, el 17 de julio. Los generales fieles a la República y el alto comisario en...
tracking img