La imparcialidad del juez como parte integral del debido proceso

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2118 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA IMPARCIALIDAD DEL JUEZ COMOPARTE INTEGRAL DEL DEBIDO PROCESO
La Corte Constitucional en sentencia C-545 del 28 de mayo de 2008, ha expresado que el debido proceso no solo alude al derecho a ser juzgado por un juez o tribunal competente, preconstituido al acto que se le imputa, sino a que el mismo debe ser imparcial1. Esta garantía está así mismo instituida en Constituciones Europeas,inspiradas en el due process of law del derecho anglosajón2, para potenciar el valor de la neutralidad del juez y así consolidar el modelo acusatorio, consagrando que, en todo proceso deberá existir contradicción entre las partes, en condiciones de igualdad y ante un juez imparcial.
En igual sentido, el tribunal Constitucional Español, acogiendo la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, haseñalado que dentro del concepto genérico de “todas las garantín”3 a las que se alude en la prerrogativa a un juicio público y sin dilaciones, aunque no se indique de forma expresa, debe incluirse el derecho a un juez imparcial, por constituir una garantía fundamental de la “Administración de justicia en un estado de derecho”4, de donde ha venido derivando una distinción entre la denominadaimparcialidad objetiva y la subjetiva5.
En sintonía con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de derechos Humanos venimos distinguiendo entre imparcialidad subjetiva e imparcialidad objetiva. La primera exige que el Juez considere asuntos que le sean ajenos, en los que no tenga interés de clase alguna, ni directo o indirecto. La imparcialidad objetiva puede darse cuando los Magistrados no han tenidocontacto anterior con el tema decidendi, de modo que se ofrezcan las garantías suficientes, desde un punto de vista funcional y orgánico, para excluir cualquier duda razonable al respecto.
En el universo jurídico y político se ha considerado tradicionalmente que la imparcialidad esta suficientemente garantizada con la probidad y la independencia del juez, de manera que éste no se inclineintencionadamente para favorecer o perjudicar a alguno de los sujetos procesales, o hacia uno de los aspectos en debate, debiendo declararse impedido, o ser recusado, si se encuentra dentro de cualquiera de las causales previstas al efecto.

1 Esa misma garantía ha sido proclamada en la carta de los derechos Fundamentales de la Unión Europea de diciembre 7 de 2000, cuyo artículo 47 consagra el derechode toda persona a que su causa sea “oída equitativa y públicamente y dentro de un plazo razonable por un juez independiente e imparcial, establecido previamente por la ley”, al igual que en el Convenio Europeo para la Protección de los derechos humanos y de las Libertades Fundamnetales celebrado por el Consejo de Europa (art. 6º num. 1º). Igualmente, en la sexta Enmienda a la Constitución de losestados Unidos de América, ratificada en diciembre 15 de 1971, enel que fueron plasmados los derechos relacionados con causas criminales a un jicio expedito y a la confrontación de los testigos, según los cuales el acusado goza del derecho a un juicio oportuno y público, ante un jurado imparcial.
2 Cfr. Artículo 111 de la Constitución italiana.
3 El numeral 2º del artículo 24 de la Constituciónespañola de 1978 señala que “todos tienen derecho al juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertienentes para su defensa, a no declarar contra si mismo, a no confesarse cumpables y a lapresunción de inocencia”.
4Cfr. Sentencia del tribunal Constitucional Español (STC) 145 de julio 12 de 1988, ocasión en la cual ese tribunal declaró inconstitucional, y por ende “nulo”, el parragafo segundo del artículo 2º de la ley Orgánica 10 de 1980, que prohibia “en todo caso la recusación (y consiguientemente la abstención) del juez Sentenciador que ha sido instructor de la causa”.
5 Cfr. STC...
tracking img