La increible maquina humana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2985 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA INCREÍBLE MÁQUINA HUMANA

No hay nada más familiar y más misterioso, más fascinante en su funcionamiento, maravilloso en su mecanismo, exquisito en su gama de sentidos y sorprendente su capacidad de comprensión. Nos adentramos en los milagros rutinarios del cuerpo humano.
Trozos de polvo de estrellas es lo que somos realmente; oxigeno, carbono, hidrogeno y un puñado de elementos de bajocoste en una tienda de elementos químicos. Se deja reposar a este mosaico de elementos químicos, en un lugar acogedor durante 3800 millones de años y la sencilla mezcla de moléculas se vuelve valiosísima. Hay infinidad de cuerpos sobre la tierra y cada uno de nosotros somos billones de células microscópicas. El esquema de cada individuo es idéntico en un 99% pero, no hay dos personas exactamenteiguales.
Células, músculos, sentidos, cerebro, huesos, corazón…todos deben conseguir fuerzas y unirlas para despertarnos.
Un abrigo terciopelado de células y proteínas nos mantiene dentro y al resto del mundo fuera. Es nuestra coraza, nuestra entrada para el dolor y el placer…es el órgano más grande de nuestro cuerpo es nuestra piel. A la vista es sedosa y suave pero, aumentada no es más quecélulas muertas con hendiduras etc. Además estas se desprenden con cada tic del reloj. Supone el 80% del polvo de nuestras casas. La piel de una persona media, tiene unos 1.5 metros cuadrados y con pocos milímetros de grosor pesaría unos 3kg. En un mes tendríamos un abrigo nuevo. Debajo de la piel hay células nuevas para remplazar a las viejas además de terminaciones nerviosas… 72 quilómetros denervios se extienden por nuestro cuerpo y algunos alcanzan nuestra piel y en algunas partes más que en otras… la piel es un regulador de temperatura que nos mantiene en nuestros 37ºC. La piel a través de sus vasos sanguíneos lleva un tercio de la sangre caliente y recién bombeada del corazón. Los poros de nuestra piel pueden producir sobre unos 2 litros de agua en una hora las gotas calientes seevaporan en el aire y dejan paso a las frescas. Tenemos cerca de cinco millones de pelos, salpicando nuestra piel, cuando las nuevas células capilares se dividen empujan a las viejas y las echan cuando nuestro pelo alcanza la superficie esta muerto por eso no nos duele cuando nos cortamos el pelo. Nos aventuramos en el mundo matutino, a nuestro lado muchas maquinas humanas aventuran el nuevo día todasde diferentes formas y texturas pero, de alguna forma todos vivimos en la misma piel, más o menos bajo ella todos tenemos el mismo nº de melanocitos las células que inyectan el pigmento oscuro de la melanina en nuestro pelo y piel y les dan color. Solamente es la cantidad de melanina que estas células pueden fabricar la que nos determina nuestro color. Esta melanina también le da color a unórgano sensorial diferente la vista; órgano sensorial más importante de las máquinas humanas. Los ojos se sitúan en la parte delantera de nuestra cara por una razón, mirando hacia adelante y lo suficientemente separados entre sí para poder calcular las distancias nos permiten descubrir y localizar cualquier cosa que queramos. En microsegundos nuestros ojos enfocan, ven siguen y procesan imágenesfracciones de 1 centímetro de largo o que se mueven a cientos de quilómetros por hora lo que nos permite valorar y apreciar el mundo de nuestro alrededor mejor que con ninguno otro sentido. Puede que sean las ventanas de nuestras almas, pero siendo más científicos esto se queda en recolectores de luz, que la retienen y la traducen en impulsos eléctricos que el cerebro puede entender. La luz golpeala cornea primero, esta capa transparente que se limpia y lubrica unas diez veces por minuto con cada parpadeo recibe y dirige los rayos de luz entrantes que desde ahí pasan a través de la oscura abertura de la pupila aun cristalino transparente de proteínas, los porteros de la luz, los músculos del colorido iris aprietan a la pupila que se cierra frente a un exceso de luz; siendo insuficiente...
tracking img