La libido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La libido
1) Historia. -Como mejor puede llegarse a la comprensión del psicoanálisis es
siguiendo la trayectoria de su génesis y su evolución. En los años 1880 y 1881, el doctor
José Breuer, de Viena, conocido como médico internista y perito en Fisiología
experimental, tuvo sometida a tratamiento a una muchacha que había enfermado
gravemente de histeria en ocasión de hallarse prestando suasistencia a su padre durante
una larga y penosa dolencia. El cuadro patológico se componía de parálisis motoras,
inhibiciones y trastornos de la consciencia. Siguiendo una indicación de la propia
enferma, muy inteligente, empleó con ella el hipnotismo, y comprobó que una vez que la
sujeto comunicaba durante la hipnosis los efectos y las ideas que la dominaban, volvía al
estado psíquico normal.Por medio de la repetición consecuente del mismo trabajoso
procedimiento, consiguió libertarla de todas sus inhibiciones y parálisis, hallando así
recompensado su trabajo por un gran éxito terapéutico y por descubrimientos
inesperados sobre la esencia de la enigmática neurosis. Pero Breuer se abstuvo de llevar
más allá su descubrimiento, e incluso lo silenció durante casi diez años, hastaque, a mi
retorno a Viena (1886), después de seguir un curso en la clínica de Charcot, conseguí
moverle a volver al tema y a laborar conmigo sobre él. Luego, en 1893, publicamos, en
colaboración, una comunicación provisional, titulada Sobre el mecanismo psíquico de
los fenómenos histéricos, y en 1895 un libro, Estudios sobre la histeria, en el que dimos
a nuestra terapia el nombre de «métodocatártico» (4º edición en 1922).
(2) La catarsis. -De las investigaciones que constituían la base de los estudios de
Breuer y míos se deducían, ante todo, los resultados: primero, que los síntomas
histéricos entrañan un sentido y una significación, siendo sustitutivos de actos psíquicos
normales; y segundo, que el descubrimiento de tal sentido incógnito coincide con la
supresión de los síntomas,confundiéndose así, en este sector, la investigación científica
con la terapia. Las observaciones habían sido hechas en una serie de enfermos tratados
con la primera paciente de Breuer, o sea por medio del hipnotismo, y los resultados
parecían excelentes, hasta que más adelante se hizo patente su lado débil. Las hipótesis
teóricas que Breuer y yo edificamos por entonces estaban influidas porlas teorías de
Charcot sobre la histeria traumática y podían apoyarse en los desarrollos de su discípulo
P. Janet, los cuales, aunque publicados antes que nuestros Estudios, eran
cronológicamente posteriores al caso primero de Breuer. En aquellas nuestras hipótesis
apareció desde un principio, en primer término, el factor afectivo; los síntomas histéricos
deberían su génesis al hecho de que unproceso psíquico cargado de intenso afecto viera
impedida en algún modo su descarga por el camino normal conduncente a la consciencia
y hasta la motilidad, a consecuencia de lo cual el afecto así represado tomaba caminos
indebidos y hallaba una derivación en la inervación somática (conversión). A las
ocasiones en las que nacían tales representaciones patógenas les dimos Breuer y yo el
nombrede traumas psíquicos, y como pertenecían muchas veces a tiempos muy
pretéritos, pudimos decir que los histéricos sufrían predominantemente de
reminiscencias. La catarsis era entonces llevada a cabo en el tratamiento por medio de la
apertura del camino conducente a la consciencia y a la descarga normal del afecto. La
hipótesis de la existencia de procesos psíquicos inconscientes era, como seve, parte
imprescindible de nuestra teoría. También Janet había laborado con actos psíquicos
inconscientes; pero, según acentuó en polémicas ulteriores contra el psicoanálisis, ello
no era para él más que una expresión auxiliar, une manière de parler, con la que no
pretendía indicar nuevos conocimientos.
En una parte teórica de nuestros Estudios, Breuer comunicó algunas ideas
especulativas...
tracking img