La literatura en tiempos de dictadura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3049 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LITERATURA
EN TIEMPOS DE DICTADURAS

Por Prof. Lic. Milton Hernán Bentancor

Nuestra América Latina muy joven aprendió a sufrir. Desde los comienzos de su historia hubo periodos en los cuales en diferentes países, distintas personas y en diversas circunstancias pisotearon las libertades individuales en favor del poder personal.
Lamentablemente las dictaduras y los dictadoresno desaparecieron con el paso de los años, sino que por el contrario, en cada época, en algún punto del continente, alguien encontró alguna razón para acumular tanto poder como le fuera posible, en el “mejor” de los casos, todo el poder en sí mismo.
Desde México hasta Argentina todos conocemos –en algún momento de la historia- uno de estos pasajes trágicos de la realidad americana.Durante los años de la Colonia la lucha contra el enemigo externo hacía que –en muchos casos- los intereses personales quedaran relegados a un segundo plano. Pero cuando la independencia hizo desaparecer al poder extranjero y extraño, las posturas y asuntos personales fueron tomando un lugar –cada vez mayor- en muchos de los nuevos países.
Cada dictador tuvo fuerzas aliadas y contrarias.Cuando entre éstas últimas estaban los intelectuales y escritores del país, era muy fácil encontrar que la literatura se transformaba en un arma para luchar contra el poder impuesto. Esta verdad traía como consecuencia otra, más trágica y dolorosa: los escritores contrarios al régimen, por el simple delito de pensar diferente y expresarlo, se transformaban en enemigos del sistema y debían buscarasilo fuera de las peligrosas fronteras dominadas por el dictador de turno.
Son casi innumerables los casos que la historia nos presenta. Sólo recojamos uno que sucedió allá por mediados del siglo pasado en el Río de la Plata.
Estéticamente debemos decir que en esta zona del mundo, a diferencia de los otros países hispanoamericanos, hubo una generación marcadamente romántica. El año1830 es el límite. Hasta 1830 los hombres cultos de Buenos Aires viven “en la época de las luces”, racionalista y humanista. Bajo el signo de la Ilustración se hizo la revolución de Mayo, se luchó por la independencia y se creó la primera organización política y cultural de la República Argentina. ¿Las figuras más importante del gobierno? Gente como Moreno o como Rivadavia. Desde este mismoaño, 1830, Buenos Aires recibe las influencias del romanticismo francés y se forma la generación de Echeverría, Alberdi, Gutiérrez, López, Sarmiento y Mitre, entre otros, en la que todos concuerdan en justificar la ruptura total con España, en expresar las emociones originales que suscita el paisaje americano y en probar un sistema político liberal. De estos jóvenes, que no se habían mezclado enlas guerras civiles entre unitarios y federales, pero que el tirano Rosas obligó al destierro, Esteban Echeverría fue el portaestandarte.
En 1825, cuando tenía 20 años y había vivido borrascosamente, sin tiempo para dejarse atrapar en las redes racionalistas que le tendían sus maestros del Colegio de las Ciencias Morales de Buenos Aires, Echeverría partió hacia Francia; donde, si bien seencontró con el romanticismo de aquel país, captó la esencia de las ideas alemanas e inglesas que habían influenciado en los más grandes escritores franceses.
Al volver de París, si bien no se había educado en el romanticismo, tenía la mente agudizada por las lecturas románticas que había realizado. Regresa con la idea del liberalismo político y con la clara simpatía artística hacia losmodos de vivir de aquel pueblo, que le descubrió las posibilidades de una literatura autóctona basada en peculiaridades históricas y geográficas de las pampas.
Realmente, Echeverría –como dice Anderson Imbert- no tenía ni vocación ni genio para la poesía, pero, sin embargo, cumplió la función de precursor en la historia externa de la literatura. Su obra “Elvira o la novia del Plata” (1832)...
tracking img