La magia en el lenguaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (527 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Se están empleando los juegos de magia en los medios de comunicación para conseguir que ninguna de las preposiciones se coloquen en su sitio, respetando su significado, claro está. Y esto es difícilde entender, porque si a todos nos han enseñado a hablar en casa y a leer en la escuela correctamente, no se sabe por qué será que en un determinado momento hay quienes entran en estado catatónico yempiezan a hablar en jerigonza.

Las mayores perrerías se la hacen a la a, que la cambian por para, hasta o la que antes se les venga a la cabeza, o simplemente se volatiliza: “No los dejan ver (?)sus familias”, “La ola alcanzó (?) varios coches”, “No les gusta matar (?) los animales”, en lugar de ver a, alcanzar a o matar a, como tiene que ser con estos verbos y otros muchos. Hasta tal punto sehan vuelto locos que ya he leído “Matar (?) un ruiseñor”, amputándole la preposición al título de esta obra.

Y ocurre con el pronombre personal se otra cosa sorprendente. “La niebla (?) levanta”,“Si el campo (?) seca….”, “El hielo (?) derrite”, “Las patatas (?) cuecen”, etc. Pero en estos casos, es un objeto inanimado el que realiza la acción; y, por tratarse de verbos pronominales, que llevanpronombre, como levantarse, secarse, derretirse, no puede separarse del verbo, está integrado en él: la patata no cuece sola, se cuece. Los artículos, en general, se suprimen también: “Hablar a (?)cámara”, “En (?) Pirineos”, “Se juega por (?) banda derecha”; en otros casos han surgido de la nada: “Morirse de la risa”, “Me está entrando el hambre”, y “El propósito de la enmienda”. Otras veces secambia el género a voluntad: “Las millones de criaturas” está mal, porque millón es masculino y lo correcto es decir “Los millones de criaturas”. Con lo de “treinta y un” personas y “cuarenta y un”casas me dan escalofríos, porque hay que tener valor para no hacer concordar el género del numeral con el del sustantivo.

Pero el trueque de palabras que más me ha sorprendido, ocurrió hace tiempo...
tracking img