La musica de los años 70

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (370 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Habrás oído que muchos de los poderosos que ocupan grandes puestos afirman que desean la
quietud, que la alaban y la prefieren a todos los bienes; que querrían (si con seguridad lo pudiesen
hacer)bajar de aquella altura; porque cuando falten males exteriores que les acometan y combatan,
la misma buena fortuna se cae de suyo.
El divino Augusto, a quien los Dioses concedieron más bienes que aotro alguno, andaba
siempre deseando la quietud, y pidiendo le descargasen del peso de la República. Todas sus
conversaciones iban encaminadas a planear su descanso, y con este dulce aunque fingidoconsuelo
de que algún día había de vivir para sí, entretenía sus trabajos. En una carta que escribió al Senado,
en que se prometía un descanso digno sin renunciar a su antigua gloria, hallé estaspalabras: “Pero
estas cosas sería mejor mostrarlas con hechos que con palabras. A pesar de todo, aunque la alegre
realidad está todavía muy distante, mi deseo por ese tiempo tan anhelado me permitedegustar la
dulzura de hablar de él” De tan gran importancia juzgaba ser la quietud, que ya que no podía
conseguirla, se deleitaba en hablar de ella. Aquél de quien dependía todo, que establecía eldestino
para hombres y pueblos; ése cuidaba gustoso del día en el que abandonaría aquella grandeza.
Conocía por experiencia cuánto sudor le habían costado aquellos bienes, que en todas partesresplandecen, y cuánta parte de encubiertas congojas encierran, habiéndose hallado forzado a pelear
primero con sus ciudadanos, después con sus compañeros, y últimamente con sus deudos,
derramando sangreen mar y tierra. Acosado por Macedonia, Sicilia, Egipto, Siria y Asia, y casi por
todas las demás provincias del orbe, pasó a combatir al exterior con sus ejércitos, cansados de
mortandad romana,mientras pacificaba los Alpes y domaba los enemigos mezclados en la paz y en
el Imperio; y mientras ensanchaba los linderos pasándolos del Rin, Eufrates y Danubio, se estaban
afilando contra él en la...
tracking img