La nueva ley 26657 de salud mental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1848 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo nos proponemos brindar una primera aproximación al contenido de la nueva ley 26657 de Salud Mental, sancionada el 25/11/2010 y publicada en el BO el 3/12/2010.
La temática abordaba por la norma, ciertamente, reviste suma trascendencia. Por su intermedio se busca regular la situación de un grupo de personas que tienen derecho a una protección especial delordenamiento jurídico, tutela que abarca no sólo a quienes en razón de su padecimiento mental son reputados interdictos o inhabilitados, sino de todos aquellos que ven afectada su salud mental sufriendo una discapacidad a la cual el sistema jurídico debe dar una respuesta adecuada para el reconocimiento y ejercicio de su dignidad personal (nota).
DESARROLLO
En su artículo 3, la citada norma disponedefine a la salud mental como “En el marco de la presente ley se reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona”.
Si bien no lo menciona expresamente,entendemos que esta ley también protege a las personas que sufran otro tipo de adicciones, como puede ser el juego, debiendo, en consecuencia, abordarse políticas públicas que garanticen su adecuado tratamiento.
La ley 26657 alcanza a todas las personas afectadas por algún padecimiento a su salud mental y no sólo a quienes, en razón de ello, hayan sido declaradas inhabilitadas o incapaces o esténen condiciones de ser sujeto de tal modo de tutela.
En este entendimiento, el art. 3, ley 26657, que establece como presunción la capacidad, no parece por sí y sin más incompatible con el régimen de incapacidad absoluta de hecho que el Código Civil prevé para ciertos supuestos (arts. 54 y 141, CCiv.). No obstante, tal interpretación se oscurece ni bien se observa que el art. 152 ter incorporadoal ordenamiento civil de fondo exige que la declaración de incapacidad contenga la duración de las restricciones y precise las funciones y los actos que se limitan, lo cual resulta difícil de compatibilizar con el régimen de incapacidad absoluta de quienes son declarados judicialmente como "dementes".
De otra parte, conforme a lo dispuesto en el art. 1, las previsiones de la ley 26657 comprendentoda persona que se encuentre en el territorio de la República Argentina, ya sea que se trate de nacionales o extranjeros.
Por lo demás, su art. 6 dispone que los servicios y efectores de salud, tanto públicos como privados -cualquiera sea su forma jurídica-, deben adecuarse a los principios establecidos por la nueva legislación.
En su tercer párrafo, el art. 3 establece que el diagnóstico en elcampo de la salud mental en ningún caso puede hacerse sobre la base exclusiva de: status político, socio-económico, pertenencia a un grupo cultural, racial o religioso (inc. a); demandas familiares, laborales, falta de conformidad o adecuación con valores morales, sociales, culturales, políticos o creencias religiosas prevalecientes en la comunidad donde vive la persona (inc. b); elección oidentidad sexual (inc. c); la mera existencia de antecedentes de tratamiento u hospitalización (inc. d).
Por su parte el art. 4, establece que “las adicciones deben ser abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental. Las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en la presente ley en su relación con losservicios de salud”.
En tal sentido se aclara en forma especifica que las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en la ley bajo comentario en su relación con los servicios de salud y, de tal modo, se exige que las adicciones sean abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental.
Articulo 5° “La existencia...
tracking img