La penitencia de ahmed

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (520 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PENITENCIA DE AHMED
Gustavo Guerrero
“Gatocteles”

Ahmed Ibrahim detuvo a su camello para otear el embate próximo de un viento desarraigado y provisto de los tegumentos del desierto. Aguardóunos segundos y cerró los ojos como ranuras al ver levantarse una nube de arena tras las vaguadas. Su animal también bajó los párpados polveados sobre las bolotas tristes en cuyas pupilas se percibíaalgo que apenas detectó su amo: el avance iracundo de múltiples demonillos Jidjis imbricados con la arena.
Ahmed Ibrahim afianzó el embozo y la túnica que sólo dejaba a la intemperie la franja de sumirada, y clavó el mentón en el pecho ante la arremetida del llamado “Bostezo Profundo del Viento”. Sólo su montura se inquietó al sentir los pataleos y manazos desesperados de los Jidjis acarreadoscomo parásitos por el aire.
Pasaron algunos minutos en los que Ahmed Ibrahim arrojó los garfios de su mente hacia los eventos de los días previos, en que se presentara ante el poderoso Mago BeduinoMahdim Balah para asumir otra vez una de las misiones con las que purgaba los pecados de su Vida Enclaustrada: cargar en el lomo tortuoso de su bestia cinco vasijas de terracota selladas con cera deabejas subterráneas y con dos sortilegios expulsados en un murmullo por los labios agrietados de Mahdim Balah.
Al llegar a ese punto de su evocación, Ahmed Ibrahim bloqueó sus pensamientos y seconcentró en el aliento tibio que arrancaba del cheché donde se tamizaban las tormentas del Gobi. Luego aguzó los oídos y percibió apenas los zumbidos que atribuyó a los demonillos Jidjis a los queignoró.
De súbito un silencio erizado con los rayos-púas del sol impregnó todo de nuevo, y Ahmed Ibrahim levantó el rostro y los párpados donde sintió la aspereza del polvo, en tanto azuzaba a su bestiapara reanudar el camino hacia las lejanas montañas crepusculares.

Ahmed Ibrahim dio con su destino a pocas horas de que el astro enrojecido se encajara en el horizonte. Descendió del bruto...
tracking img