La política exterior de méxico: ¿cambio o continuidad?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4527 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
VII Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública, Lisboa, Portugal, 8-11 Oct. 2002


La política exterior de México: ¿cambio o continuidad?

Luz Araceli González Uresti 1

En la era de la globalización, la política exterior de los estados, incluso la de los menos
poderosos, se ha colocado en el centro de interés de la opinión públicatanto a nivel nacional
como internacional, al punto en que, esa misma opinión pública en ambos niveles se ha
convertido en un factor de creciente importancia a considerar para los estrategas encargados
del diseño de los planes encaminados a establecer y mantener los vínculos de cada actor
con la sociedad internacional en su conjunto.

El incremento del interés del público en lascuestiones propias de la política exterior, antaño
reservadas a los más altos círculos del poder en los diferentes estados, es a la vez una
función directa del impacto de la revolución en los medios de comunicación, hoy en día
capaces de hacer circular las noticias de un extremo al otro del mundo en cuestión de
segundos, a la vez que del peso específico que cada estado tiene sobre el escenariointernacional. En este sentido, como país emergente en el contexto actual de las potencias
medias, México se ha convertido en foco de atención para especialistas en relaciones
internacionales de las más diversas latitudes del planeta.

Varios son los aspectos que llaman la atención de los especialistas sobre la situación actual
en México; entre ellos destacan por su importancia, elproceso de transición del país a la
democracia y lo que se ha dado en calificar como un nuevo activismo de la política exterior
mexicana y ambos están estrechamente relacionados.

La transición a la democracia es, desde luego, por lo menos en parte, la respuesta de los
mexicanos a la fatiga de poco más de siete décadas de imposición política por parte del
grupo en el poder, con magrosresultados en términos del desarrollo económico y social del
país, pero también, en gran medida, producto de la ola expansiva de propaganda e impulso a
la idea de la democracia (en su versión representativa y liberal) auspiciada por la política
exterior norteamericana durante la fase del deshielo bipolar. En este sentido, la transición de
México a la democracia ha sido un proceso más empujadopor fuerzas externas que por la
dinámica interna de un pueblo que haya madurado políticamente como parte de un proceso
evolutivo natural.

El nuevo activismo de la política exterior de México es, por lo menos también en parte, reflejo
de una consciencia creciente del sector de la intelectualidad nacional favorable al cambio y
la transición democrática en el país, sobre el significadode los procesos de globalización
económica a nivel mundial para México y de los enormes retos y las oportunidades que la
actual coyuntura representan para los mexicanos.

De este modo, México es un buen ejemplo para los estudiosos de las relaciones
internacionales contemporáneas de la forma en que el desarrollo de la sociedad
internacional, esa idea un tanto intangible hasta hacerelativamente poco, está cobrando
solidez y proyectando su influencia sobre los espacios anteriormente más cerrados de las

1
Maestra en Relaciones Internacionales por la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional
Autónoma de México. Profesora de tiempo completo del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores deMonterrey.


VII Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública, Lisboa, Portugal, 8-11 Oct. 2002



2
sociedades nacionales para transformarlos de manera irremediable al ritmo que dictan los
intereses de los más poderosos. Atinadamente señalaba Gloria Abella a finales del sexenio
pasado:

“La historia de la apertura económica, del...
tracking img