La presidencia imperial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5383 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reporte de lectura
Obra: La Presidencia Imperial
Autor: Enrique Krause
Maestrante: DANIEL GUZMÁN

LA PRESIDENCIA IMPERIAL

Enrique Krauze, relata la trayectoria y vida de Gustavo Díaz Ordaz; Nació en Oaxaca, viviendo su niñez y adolescencia en Tlacolula, descendiente de José María Díaz Ordaz, (Tío abuelo-liberal); fue gobernador y diputado de Oaxaca, héroe de Reforma y declaradobenemérito y mártir de la libertad en 1860.Julián Díaz Ordaz (su abuelo). Los padres de Gustavo Díaz Ordaz fueron: Ramón Díaz Ordaz, quien fue jefe político en municipios de Oaxaca, jefe rural y político de San Andrés Chalchicomula-Puebla, casado con la maestra Sabina Bolaños Cacho; la familia estaba compuesta por sus hermanos de nombres Ramón, María, Ernesto y Guadalupe. Al iniciar, la revoluciónla familia Díaz Ordaz emigró a Etzatlán-Jalisco, para la administración de un Hacienda. En 1931 regresan a Oaxaca, Díaz Ordaz trata de entrar al Heroico colegio Militar, pero no consigue para la fianza.

En la familia Díaz Ordaz la situación económica era difícil y fue lanzada en la casa en que vivían, se dice que vivieron de “arrimados” en casa del diputado Demetrio Bolaños Cacho, a dondeacuden personajes importantes de la política de Oaxaca. En 1931, la familia Díaz Ordaz, comandada por doña Sabina emigra con sus hijos a Puebla, por el terremoto que sacudió a Oaxaca, en esa época en que Puebla era conservadora, religiosa y donde se rehusaba a admitir reformas revolucionarias.

Al inicio del gobierno de Lázaro Cárdenas, el general Maximino Ávila Camacho se convertía en gobernadordel estado de Puebla, caracterizado por formar una de peores dictaduras, represor de manifestaciones obreras. El historiador García Cantú conoció a Gustavo Díaz Ordaz, a quien describo como un joven retraído, hosco y que solía bromear, de voz grave y cultivada con esmero, con complejo de fealdad. En esa época conoce a Guadalupe Borja, hija del abogado Ángel Borja Soriano, con la cual tiene unnoviazgo con esta mujer de ojos verdes y el patito feo del grupo, Gustavo Díaz Ordaz siempre ocupo los primeros lugares en su carrera de leyes.

La carrera laboral de Díaz Ordaz, empieza en 1932 a muy temprana edad, fue mensajero en el Departamento de Gobernación del estado, fue meritorio y escribiente en juzgados menores, correccionales, actuario de juzgado. En 1937 el Procurador de Puebla, JesúsSánchez Muñoz, le ofrece el puesto de Agente de Ministerio Público bajo la condición de que se titulara en tres meses; estuvo en Tlatlauqui y en Tehuacán, fue juez penal en Tecamachalco. El 16 de marzo de 1937 se recibe a los 26 años con la tesis “recurso de queja en el procedimiento civil”. Al casarse con Guadalupe Borja; trabajó en un despacho de abogado, pero su inclinación era el serviciopúblico y el ejercicio de autoridad.

A principios de 1938, Gustavo Díaz Ordaz, se convierte en presidente de la Junta Central de Conciliación y arbitraje, por ordenes de Maximino Ávila Camacho, se necesitaba firmeza y autoridad para lidiar con la situación obrera que se vivía principalmente en Atlixco que era campo de batalla entre el FROC -lombardista-y la CROM -moronista-, y aunque Díaz Ordaz noconocía este campo, aprendió y logró reglamentar los procedimientos, arrasó con los “coyotes”, mostró equidad, favoreció a ambas partes y sentenció tanto a patrones como trabajadores.

Gonzalo Bautista O’Farril, político poblano y Manuel Ávila Camacho coinciden en que Díaz Ordaz era un “gallo con espolones”. En 1939 se convierte en magistrado y presidente del Tribunal Superior de Justicia a sus30 años. Fue Secretario de Gobierno, Ordaz se convierte en la cuña política ente ambos por su mano pesada y firme, su inteligencia, memoria, puntualidad y capacidad.

En 1942, Maximino Ávila Camacho, nombra a Díaz Ordaz diputado federal por el primer distrito de Puebla, que era controlado por Blas Chumacero quien tenía fuerza en la CTM. En la XXXIX legislatura no pasa inadvertida pues...
tracking img