La prostitución como asunto político

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3065 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La prostitución como asunto político
[pic] |  | | 
La distancia teórica –donde no se juega– debiera ser el ágora, requerido desarraigo, para ser capaces de delimitar el espacio epistémico que nos permita reconocer un asunto político frente a un asunto privado. Pues bien, el asunto  que nos ocupa en esta edición tiene la peculiaridad, pringosa, diríamos, de resistirse a la configuración comoasunto político, pese a su pasmosa publicidad. Para entender dicha resistencia y presentar la necesidad de la desnaturalización del asunto  en cuestión, tenemos que hacernos cargo de dos aspectos:
1-  La distancia teórica exigida por las teóricas feministas consiguió historizar la naturalización a la que se veía sometida la condición de las mujeres. La filosofía feminista, esgrimida desde hace másde tres siglos –y silenciada desde hace más de tres siglos–,  exigió coherencia teórica a las explicaciones y sistemas que se hacían cargo desde los orígenes de Grecia de la pregunta por el ser; lanzando como principios determinaciones preñadas de distinciones  valorativas  que no eran capaces de desenvolverse de la doxa, refutada socráticamente en el decir del ser, y colada una y otra vez, en eldecir del ser mujer. Como si nosotras no tuviéramos otro destino que la inmanencia de la naturaleza, y tuviésemos vetado el acceso a la trascendencia que nos definiese independientemente de nuestras matrices a la hora de argüir derechos y deberes, instaurando un orden de desigualdades que sustenta la distinción entre lo público y lo privado, quedando inscritas en el orden de lo privado, condenadaslas excursiones femeninas a lo público.
«Al estar incluidos, hombres y mujeres, en el objeto que nos esforzamos en delimitar, hemos incorporado, como esquemas inconscientes de percepción y de apreciación, las estructuras históricas del orden masculino; corremos el peligro, por tanto, de recurrir, para concebir la dominación masculina, a unos modos de pensamiento que ya son el producto de ladominación. Sólo podemos confiar en salir de ese círculo si encontramos una estrategia práctica para efectuar una objetivación del tema de la objetivación científica» [1]
La salida de ese círculo, la estrategia de objetivación, la historización de la desnaturalización de la categoría de lo femenino se inicia teóricamente desde Olympe de Gouges, Mary Wolstonecraft, Alejandra Kollontay, FloraTristán,Simone de Beauvouir, Kate Millet, Kathleen Barry, Pierre Bourdieu, Celia Amorós, Marcela Lagarde, y un largo etcétera, construyendo en este mundo el camino hacia la emancipación de la mujer, el análisis  de la lógica de la dominación masculina y su combate.
Política sexual, obra escrita por Kate Millet en el 69, responde a la necesidad de entender la distribución del orden social según unadistribución del orden de los sexos que implicaría una política muy determinada, la patriarcal, que tras un ejercicio de violencia simbólica, amortiguada, insensible y por tanto invisible para las víctimas y sutil para la acción dominante,  consigue aparecer en el orden de lo aparente, como lo natural, lo carente de construcción social, lo inamovible, lo atemporal y por tanto lo eterno. Ofreciendo  lacuriosa paradoja de que la biología reciba los atributos deseados para el fin de la caverna; es decir, tenemos la más clara de las cavernas, definida, a lo largo de toda la historia del pensamiento, con los atributos de lo que sólo correspondería al orden de las ideas. Todo un sofisma que pondría los pelos de punta a cualquier socrático. A Protágoras hubo que aclararle que el hombre no es la medida detodas las cosas,  ¿por qué a las mujeres se les exige lo contrario?
2-  El segundo aspecto sería hacernos cargo de que una política sexual nos descubre que la relación entre los sexos es un compendio estructural:
«el mundo social construye el cuerpo como realidad sexuada y como depositario de principios de visión y de división sexuantes. El programa social de percepción incorporado se aplica...
tracking img