La realidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1082 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La casa museo de Jorge Eliecer Gaitán, es el lugar en donde el caudillo vivió desde el 22 de diciembre de 1933 hasta el día de su asesinato en 9 de abril de 1948. En esta casa se realiza un recorrido por todos los lugares en que él se encontró en algún momento de su vida, en donde lo más interesante personalmente era la gran biblioteca personal de Jorge Eliecer Gaitán, donde se logran ver más de3.000 mil títulos en diferentes idiomas.
Donde también los objetos personales como la comida servida en la mesa que se considera como la ultima cena del caudillo es bastante interesante, ya que a forma en que se cuida y se mantienen los objetos personales de él, dan a conocer como sus acciones a favor del pueblo hicieron que hasta el día de hoy se le valore y sea recordado como lo que es unhéroe.
El gran caudillo nos muestra que por medio de las marchas pacificas se logran hacer grandes cosas. Jorge Eliécer Gaitán brillante parlamentario y agitador formidable que electrizaba a las multitudes, insistió en presentar su candidatura como liberal disidente, pese a los reiterados consejos de sus amigos y seguidores, que consideraban la división de las fuerzas del pueblo como un suicidio. Losresultados electorales mostraron el error de cálculo de Gaitán y le dieron el triunfo al Partido Conservador, que en esta ocasión se presentaba unido a pesar de los graves conflictos existentes entre sus dos grandes dirigentes, Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez. En donde Mariano Ospina Pérez (Conservador) obtuvo 565.939 votos, Gabriel Turbay (liberal, candidato oficial) obtuvo 441.199 y JorgeEliécer Gaitán (liberal disidente) obtuvo 358.957. Apenas instalado en el poder el Partido Conservador, se inició en todo el país, instigada por Laureano Gómez y los elementos más reaccionarios de dicho partido, una feroz campaña de exterminio tendiente a aniquilar físicamente al pueblo liberal. Masacres horripilantes, asesinatos de líderes campesinos y sindicales, persecuciones implacables contralos políticos locales y regionales de centro y de izquierda, se cometieron sin cesar por parte de grupos paramilitares (los pájaros y chula vitas), al amparo de la impunidad que les garantizaba el gobierno. La Marcha del Silencio fue la más grande manifestación que hasta ese momento se había realizado en la historia del país. Centenares de miles de personas, portando crespones negros y enimpresionante silencio, colmaron la Plaza de Bolívar y calles adyacentes. La única voz que resonó entonces, fue la del caudillo popular Jorge Eliécer Gaitán. No fue un discurso de guerra, ni de desafío, ni de venganza. Fue una Oración por la Paz.
La oración por la paz decía lo siguiente:
Bajo el peso de una honda emoción me dirijo a vuestra Excelencia, interpretando el querer y la voluntad de estainmensa multitud que esconde su ardiente corazón, lacerado por tanta injusticia, bajo un silencio clamoroso, para pedir que haya paz y piedad para la patria.
En todo el día de hoy, Excelentísimo señor, la capital de Colombia ha presenciado un espectáculo que no tiene precedentes en su historia. Gentes que vinieron de todo el país, de todas las latitudes —de los llanos ardientes y de las fríasaltiplanicies— han llegado a congregarse en esta plaza, cuna de nuestras libertades, para expresar la irrevocable decisión de defender sus derechos. Dos horas hace que la inmensa multitud desemboca en esta plaza y no se ha escuchado sin embargo un solo grito, porque en el fondo de los corazones sólo se escucha el golpe de la emoción. Durante las grandes tempestades la fuerza subterránea es mucho máspoderosa, y esta tiene el poder de imponer la paz cuando quienes están obligados a imponerla no la imponen.
Señor Presidente: Aquí no se oyen aplausos: ¡Solo se ven banderas negras que se agitan!
Señor Presidente: Vos que sois un hombre de universidad debéis comprender de lo que es capaz la disciplina de un partido, que logra contrariar las leyes de la psicología colectiva para recatar la emoción...
tracking img