La resiliencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1438 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA RESILIENCIA
Pon tu voz junto a la mía y juntos construyamos un mundo lleno de posibilidades.
Somos seres que vivimos y nos hacemos en el acto de conversar. Todo lo que nosotros, los seres humanos, ejercemos como tales, lo hacemos contando historias trabadas en conversaciones. Las historias nos ayudan a comprender mejor los hechos y las situaciones. Todo el mundo explica historias. Lachiquillería cuando no quiere ir a la escuela o la abuela que recuerda su juventud. Entablar una tertulia tomando un café, dar una clase, querer alguna persona, dar una conferencia, etc., consisten en explicar historias. También escribir libros lo persigue. Este relato se ha ido tejiendo en la conversación con mucha gente que ha participado con sus historias en Tejiendo palabras, construyendo historialas numerosa ocasiones en las cuales hemos explicado qué es eso de la resiliencia en muchos lugares: Valencia, Barcelona, Madrid, Gernika, Granollers, Gran Canaria, México, Bucaramanga (Colombia)...
Hemos creído que la mejor manera de introducir este concepto es contar muchas historias sobre la magia, porque la resiliencia tiene que ver con metáforas, mitos, cuentos, o mejor dicho, un conjuntode historias donde la magia cotidiana está presente. en manos del destino Oda Nabunaga fue un señor de la guerra, medio legendario, a quien entre otras epopeyas se le atribuye la sangrienta unificación del Japón medieval. Se dice que Oda Nabunaga se dirigió con su pequeño ejército a enfrentarse con otro señor feudal que tenía un ejército mucho más numeroso. Sus vasallos estaban desmoralizados.Cerca del lugar donde se debía dirimir la batalla se erigía un templo sintoísta. Era un templo muy parecido al de Delfos en la antigua Grecia, que tenía la capacidad de vaticinar los favores divinos: las personas acudían allí para orar a los dioses y pedirles su gracia. Cuando se salía del santuario era costumbre lanzar una moneda al aire; si salía cara, se cumplían los favores que se habían pedido.Oda Nabunaga fue al templo y rogó ayuda de los dioses para que fuesen favorables a su ejército a pesar de ser menos numeroso. Al salir del templo, lanzó la moneda y salió cara. Sus guerreros envalentonados se dirigieron presurosos a la batalla y la ganaron. Cuando la lucha se acabó, un lugarteniente se dirigió a Oda Nabunaga y le dijo: «Estamos en manos del destino, nada podemos hacer contraaquello que deciden los dioses», y Oda Nabunaga le contestó: «Cuanta razón tienes, amigo mío», y le enseñó la moneda: tenía dos caras. La resiliencia es andar por la vida con una moneda de dos caras. La moraleja de la historia de Nabunaga nos dice que, a menudo, el destino está en nuestras manos. El futuro se debe construir y nosotros tenemos mucho que decir al respecto. Para hacer realidad aquelloque queremos, es necesario creer que nuestro futuro no es un regalo. No estamos delante de una situación totalmente ajena a nosotros, más bien, nuestro futuro es algo que podemos conquistar. El ser humano tiene la capacidad de ser guionista y protagonista de sus propias historias.
MÁS FUERTE QUE EL ODIO
Otra historia para ilustrar qué es la resiliencia la podemos encontrar en la vida de TimGuénard. Cuando tenía tres años, la madre de Tim lo ató a un palo de la electricidad y lo abandonó en medio del bosque. Dormía desnudo en la casita de su perro cuando tenía cuatro años. A los cinco, precisamente el día de su aniversario, su padre le propinó una paliza brutal que lo desfiguró (le rompió las piernas y la nariz). No sabe casi ni hablar. A los siete años, ingresa en un orfanato y padecemaltrato por parte de la institución. A los nueve años, también el día de su aniversario, fracasa en su intento reiterado de suicidarse. A los once entra en el correccional después de ser acusado injustamente de incendiar el granero de una granja donde estaba acogido. A los doce, se fuga. A los trece años es violado por un señor elegante de los barrios altos parisinos; y a los catorce es...
tracking img