La senoras del lago

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (865 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las señoras del Lago.

Hay patos y ánades, cisnes y pequeñas gaviotas. Aquí, en este rincón comprimido entre las Alpes y el lago pasan el invierno. Es un sorprendente domingo de sol, la temperaturaun regalo invernal y, sentada en una mesa de una terraza de plaza Catena, a unos metros del agua, disfruto tranquilamente de este incanto: Riva del Garda, estoy en el corazón del Norte de Italia,donde en invierno el tiempo se para.
Ya porque esta población ha echo de la temporadas de sol su razón de ser. Una multitud de gente, por la mayoria del Europa del Norte, invaden el litoral y su cascoantiguo, todos citados para entretenidas oportunidades de diversión: windsurf, senderismo, deportes en bici, en piraguas y escaladas por todos los gustos; además, por la noche, la pequeña localidad setransforma con fiestas en los locales y espectáculos en los teatros, un oferta completa en fin.
Esto pasa en primavera y en verano. El invierno, por el contrario, devuelve a Riva su auténtico sabor ylos cuatro viajeros, llegados quizás por casualidad, parecen fantasmas perdidos en un lugar de misterios: entran en el Casco desde Puerta S.Marco, algo que queda desde la Edad Media, y bajanacercándose a la plazoleta del Pozo, que más de una plaza es un cruce de callejuelas. Pero es de verdad y de verdad la gente desafía el cristal que tapa la boca del pozo para tirar monedas y expresar susdeseos, como niños que luego se animan riéndose de los demás.
Extraviados llegan a la Plaza de la Iglesia donde un portugués errante decoró de barroco los internos. Ahí se paran, miran otra Puerta y endirección opuesta bajan hacia el lago.
Mientras tanto yo he tomado mi paseo en una tranquilidad inesperada, entre palacios señoriales, tiendas serradas y jardines, hasta donde la brisa “gardesana”acaricia dulce las palmas, los olivos, los limoneros y a protección se levanta la “Rocca” desde el siglo XII, con su canal y las barquitas del círculo local de pesca.
«¡Buenos dias!» con la mano...
tracking img