La tercera via en america latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9067 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 6 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Tercera Vía en América Latina y el "Consenso de Buenos Aires"
Jueves, 1 de febrero de 2001 Memoria Massimo Modonesi
La Tercera Vía es un típico producto europeo, de buena factura, para gustos refinados, con todos los elementos para crear un estilo, una tendencia o una "moda", un proyecto político para uso interno y para la exportación.
La tercerismo -como posición política- se asentó enEuropa desde el principio de la Guerra Fría en la búsqueda de una alternativa al capitalismo norteamericano y al socialismo burocrático del bloque soviético. De esta tensión, surgieron experiencias muy diversas, en la práctica como en la teoría, generalmente de corte socialdemócrata, democristiano o socialcristiano.
Limitándonos al campo de la izquierda, el tercerismo recorrió la historia europea dela segunda mitad del siglo, desde el laborismo británico y Lord Beveridge, pasando por los Estados de Bienestar en Escandinavia y Olof Palme, Bad Godesberg y Willy Brandt, hasta el socialismo mediterráneo de F. González, F. Mitterand, B. Craxi y A. Papandreu, hasta manifestarse, en los años ochenta, en la izquierda comunista con el "eurocomunismo" de Enrico Berlinguer, George Marchais y SantiagoCarrillo. Si bien América Latina y Africa conocieron variantes del tercerismo en los populismos y los reformismos militares, nunca como en Europa la búsqueda de una alternativa al bipolarismo fue tan profunda y característica.
Un elemento de estas tentativas, que hoy se reproduce en la Tercera Vía actual, es su tendencia universal. Como siempre, Europa trata de recuperar, o niega haber perdido,el rostro civilizador de los siglos pasados. Desde la práctica política del gobierno de Blair y las variantes continentales hasta las teorizaciones de Giddens, la Tercera Vía quiere ser universal, irradiando desde Europa la sabia moderación y el justo equilibrio de sus planteamientos.
Otro punto que permite mantener el hilo rojo histórico es el carácter de "síntesis" de la propuesta tercerista, lacual difícilmente puede concebirse como fórmula original, ya que se alimenta de los polos contrapuestos que identifica como sus antagonistas. En política, por obvias razones, ninguna síntesis es perfectamente equilibrada y neutral y la Tercera Vía de Blair y Giddens confirma y refuerza la regla. Esto es cierto porque el tercerismo es siempre el producto de una mutada correlación de fuerzas, de lacual derivan una corrección de línea política y un ajuste ideológico. Una hipótesis por demostrar iría hasta decir que el tercerismo europeo, en cada momento de su expresión, fue el reflejo de un retroceso o una derrota de la izquierda. Lo que sí parece evidente es que la Tercera Vía contemporánea no puede entenderse sin tomar en cuenta la derrota política e ideológica de los años setenta y eladvenimiento del neoliberalismo en los años ochenta.
Para revisar la versión tercerista más reciente, es necesario considerar los planteamientos originales, tener en cuenta, como parámetros, los postulados de Blair y Giddens, en sus respectivos campos, pero rastrear el tercerismo más allá de la adhesión explícita a la Tercera Vía, porque esta propuesta política se manifiesta y aplica, en Europa,más allá del gobierno laborista en Gran Bretaña o del gobierno socialdemócrata de Schroeder, quien -por cierto- es más sincero y define su proyecto como centrista.
Esta aclaración -que se podría demostrar en Europa comparando los programas y las políticas de los distintos partidos socialdemócratas- es fundamental para tratar de rastrear la influencia de la Tercera Vía en América Latina.
La TerceraVía en América Latina
Todavía está por hacerse la cartografía de los terceristas latinoamericanos; aparentemente muy pocos políticos y ninguna organización de izquierda se definen explicitamente como tales. Esto se debe a una cuestión crucial de este tipo de propuesta. Sin bien por un lado juega la fascinación hacia Europa y su idealizado sistema socio-político, por el otro entra el elemento...
tracking img