La zorra alevosa y ventajosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5995 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
 “LA ZORRA VENTAJOSA Y ALEVOSA”
 
 
 
Obra infantil en un acto dividido en dos cuadros.
 
 
De Dante del Castillo.
 
 
 
 
Para Angeles, Dantito y Christian.
 
 
 
PERSONAJES:
 
EL CONEJO.
LA ZORRA.
LA GRULLA.
 ESCENARIO: El claro de un bosque.
 

Antes de abrirse el telón se escuchan voces de diversos animales y seguidamente la estampida de todos ellos. Luego se oye una música alegre, aunque estridente y los
cantos destemplados de una grulla.
 

Al abrirse el telón aparece un conejo, quien también viene huyendo.
 
EL CONEJO: No soporto esos cantos, no los soporto. (En su carrera casi se tropieza con unacesta. Al verla, se detiene) ¡Calma! ¡Tranquilidad! O si no éste día me quedaré sin comer. (De su bolsillo saca algo) Me pondré estos tapones en mis oídos y así ya no escucharé nada.
La grulla entra cantando la siguiente canción.

 

Aquí está la grulla

con arte y sabor
danzando este baileque es todo un primor
y alegrando todo el bosque
con su ritmo rock and roll.
los pasos que yo hago
todos quieren imitar
                   pues un ritmo sincopado
                   es muy fácil de bailar.

Mis piernas se deslizanpor el suelo sin parar
y mi cuerpo alborotado
no lo puedo controlar.
 
(Se repite)
 
La grulla termina su actuación y hace una reverencia muy grotesca. Inmediatamente el conejo comienza a aplaudir
 
EL CONEJO: ¡Bravo! ¡Bravo! ¡Bravísimo!
 
LA GRULLA: (Muy vanidosa) Me alegro de que en estebosque, por lo menos haya un conejo culto que sepa apreciar mis cantos, mis bailes, todo el arte mío. (Muy cansada va y toma la pequeña cesta, después se sienta sobre un tocón. Abre la cesta. Le habla al conejo) Anda, acércate.
 
El conejo no da muestras de haber oído.
 
LA GRULLA: ¿Gustas acompañarme a comer?
 
EL CONEJO: ¿Eh? ¿Me hablas a mi?
 
LA GRULLA: Sí, ¿No tienes apetito?
 
ELCONEJO: No te oigo.
 
LA GRULLA: (En voz alta) ¿Qué si quieres comida?
 
EL CONEJO: No te escucho, habla más fuerte.
 
LA GRULLA: (Gritando y haciendo señas) Te digo que vengas
a comer conmigo.
 
EL CONEJO: Ah, sí, como no, muchas gracias. (Se acerca un  poco. Preocupado) ¿Por qué será que no oigo nada? (Se toca las orejas) ¡Ah, ya no me acordaba que me los había puesto.
 
Discretamentese quita los tapones y los guarda cuidadosamente.
 
LA GRULLA: (Le ofrece un plato con comida) Ojalá que te
guste.
 
EL CONEJO: (Tomando el plato) Gracias. Bailas divinamente.
 
LA GRULLA: (Un poco avergonzada) Ay. Eres muy amable.
 
EL CONEJO: (Sin darse cuenta) Y cantas todavía peor.
 
LA GRULLA: (Desconcertada) ¡¿Cómo?! ¿Qué dijiste?
 
EL CONEJO: No me di cuenta de lo que hablé.¿Qué oíste?
 
LA GRULLA: Oí algo así como de que canto peor.
 
EL CONEJO: No, no, nada de eso, quise decir que lo haces
mejor.
 
LA GRULLA: Entonces, ¿Por qué todos en el bosque, nada más empiezo a cantar y huyen despavoridos?
 
EL CONEJO:(Más bien ocupado en comer) Es que nadie soporta tu voz.
 
LA GRULLA: Ahora si oí claramente lo que dijiste, que nadie soporta mi voz.
 
EL CONEJO:(Tratando de componer las cosas)  Sí eso dije, nadie la soporta, porque todos quisieran cantar como tú y como no pueden hacerlo, pues...
 
LA GRULLA: ¡¿Me tienen envidia?!
 
EL CONEJO: ¿Y qué otra cosa puede ser?
 
LA GRULLA: ¿Quién lo iba a pensar? Mi mamá siempre me decía que cantaba yo muy feo.
EL CONEJO: (Sin dejar de comer) Pues mira que no estaba tan equivocada.
 
LA GRULLA: ¿Qué...
tracking img