Lacan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4100 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 3 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS

Lituraterra Jaques Lacan Esta palabra se legitima del Ernout y Meillet: lino, litura, liturarius. Se me ocurrió, sin embargo, de este juego de la palabra del que suele suceder que se haga ocurrencia: lo burlesco tocando a los labios, la inversión al oído. Este diccionario (que a él se vaya) me aporta auspicio de ser fundado en unpunto de partida que yo tomaba (partir, aquí, es repartir) del equívoco del que Joyce (James Joyce, digo) desliza de a letter a a litter, de una letra (traduzco) a una basura. Recordamos que una ʺme-cenasʺ por quererle el bien, le ofrecía un psicoanálisis, como se ofrecería una ducha. Y de Jung además... En el juego que evocamos, él nada hubiese ganado, yendo derecho a lo mejor de lo que se puedeesperar del psicoanálisis en su fin. ¿Al hacer estercolera de la letra, es aún Santo Tomás quien le viene, como toda su obra lo testimonia? O bien el psicoanálisis atestigua allí su convergencia con lo que nuestra época acusa, del desenfreno del lazo antiguo del cual se contiene la polución en la cultura. Yo había bordado sobre esto, como por azar un poco antes del mayo del 68, para no fallarle aldespistado de estas afluencias que desplazo donde ando de visita ahora, en Burdeos ese día. La civilización, lo recordaba entonces en premisa, es la alcantarilla. Hay que decir sin duda que yo estaba harto del basurero al que até mi suerte. Se sabe que no estoy solo al, por repartición, confesarlo. Confesarlo o, pronunciado en francés antiguo, el avouère del cual Beckett hace balance al Debe que hacedeshecho de nuestro ser, salva el honor de la literatura, y me releva del privilegio que creería tener de mi lugar. La cuestión es saber si aquello de lo que los manuales parecen hacer alarde, o sea que la literatura sea acomodamiento de los restos, es asunto de colocación en lo escrito de lo que en principio sería canto, mito hablado, procesión dramática. Para el psicoanálisis, que él estésuspendido del Edipo, no lo califica en nada para reconocerse en el texto de Sófocles. La evocación por Freud de un texto de Dostoievski no basta para decir que la crítica de textos, caza hasta aquí reservada al discurso universitario, haya recibido del psicoanálisis más aire.

-1-

www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS Aquí mi enseñaza tiene lugar dentro de un cambio deconfiguración que se muestra con un eslogan de promoción de lo escrito, pero del cual otros testimonios, por ejemplo, que sea en nuestros días que por fin Rabelais sea leído, muestran un desplazamiento de los intereses con lo cual estoy más acorde. Ahí estoy como autor menos implicado de lo que se imagina, y mis Escritos, un título más irónico de lo que se cree: cuando se trata, ya sea de ponencias,función de Congresos, ya sea digamos de ʺletras abiertasʺ donde cuestiono una faceta de mi enseñanza. Lejos en todo caso de comprometerme en ese codearse literario en el cual se denota el psicoanalista falto de invención, allí denuncio la infaltable tentativa de demostrar la inadecuación de su práctica para motivar el mínimo juicio literario. Es sin embargo asombroso que yo abra este compendio conun artículo que aislo de su cronología, y que se trate allí de un cuento, él mismo bien particular de no poder entrar en la lista ordenada de situaciones dramáticas: aquél de lo que adviene del franqueo de una letra misiva, de a sabiendas de quién suceden sus reexpediciones, y en qué términos se sostiene que yo pueda declararla llegada a destinación, luego de que, de los desvíos que ella soportó,el cuento y su cuenta se hayan sostenido sin ningún recurso a su contenido. No es sino más admirable que el efecto que ella produce sobre aquellos quienes por turno la poseen, alegando todo del poder que ella confiere al que ellos pretenden, pueda interpretarse, lo que hago, como una feminización. He ahí habida cuenta de lo que distingue la letra del propio significante que ella conlleva. Lo que...
tracking img