Lapidas empresariales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1435 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNA CARTA PARA GARCIA
 Una Carta Para García
En todo este asunto de Cuba hay un hombre que destaca en mi memoria.
Al estallar la guerra entre Estados Unidos y España, era muy necesario comunicar con rapidez con el jefe de los insurgentes, el general García, que estaba emboscado en la selva, nadie sabía donde. No era posible comunicar con él por correo o telégrafo pero el presidente necesitabacomunicar con él con rapidez.
¿Qué hacer?
Alguien dijo al presidente: “Hay un tal Rowan quien encontrará a García si es que esto es posible”.
Buscaron a Rowan y se le entregó la carta para García. No voy a contar en detalle como “el tal Rowan” tomó la carta, la guardó en una bolsa impermeable junto a su pecho, en cuatro días, en una pequeña barca llegó a Cuba, desapareció en la jungla y, entres semanas, llegó al otro extremo de la isla tras atravesar el país hostil a pie, y entregó la carta a García. Lo que trato de recalcar es esto: el presidente McKinley le dio a Rowan una carta para que se la entregara al general García y Rowan tomó la carta sin ni siquiera preguntar “¿y dónde le encuentro?”
Verdaderamente aquí hay un hombre que debe ser inmortalizado en bronce y su estatuacolocada en todos los colegios del país. Porque no es erudición lo que necesita principalmente la juventud, ni enseñanza de tal o cual cosa, sino la inculcación del amor al deber, de la fidelidad a la confianza que en ella se deposita, del obrar con prontitud, del concentrar todas sus energías; hacer bien lo que se tiene que hacer. “Llevar una carta a García”
El general García ha muerto; pero hay otrosGarcías. Todo hombre que ha tratado de llevar a cabo una empresa para la que necesita la colaboración de otros, se ha quedado frecuentemente sorprendido por la estupidez de la mayoría de los hombres, por su incapacidad o falta de voluntad para concentrar sus facultades en una empresa y ejecutarla.
Ayuda torpe, craso descuido, indiferencia y apatía por el trabajo parecen la norma y nadie quenecesite de la colaboración de otros triunfa si no es con sobornos o amenazas o que Dios en su bondad haga un milagro y le envíe un ángel que le ayude.
Lector, tú mismo puedes hacer la prueba. Te supongo sentado en tu despacho y a tu alrededor seis empleados. Llama a uno de ellos y hazle este encargo: “Busque, por favor, en la enciclopedia y hágame un breve memorándum sobre la vida de Correggio”.¿Esperas que tu empleado te conteste: “Sí, señor”, y ponga manos a la obra? ¡Desde luego que no! Te mirará sorprendido y te dirigirá una o más de las siguientes preguntas: ¿Quién fue? ¿Qué enciclopedia?
¿Donde está la enciclopedia? ¿Esto me corresponde hacerlo a mí? ¿No querrá usted decir Bismark? ¿No será mejor que lo haga Carlos?
¿Murió ya? ¿Corre prisa? ¿Le traigo el libro para que usted mismo lomire?
¿Para qué lo quiere saber?
Apuesto diez contra uno, a que después de haber contestado a tales preguntas y explicado cómo hallar la información que deseas y por qué la quieres, tu empleado se marchará y pedirá la ayuda de sus compañeros para “encontrar a García”. Y todavía regresará después para decirte que no existe tal hombre. Por supuesto que puedo perder la apuesta pero la probabilidades que la gane. De modo que si no quieres perder el tiempo no te molestarás en explicarle a tu “asistente” que Correggio se escribe con C y no con K, sino que sonreirás y dirás “no importa” y lo harás tú mismo.
Esta incapacidad y falta de voluntad para arrimar el hombro y empujar es lo que hace imposible el triunfo del socialismo. Si los hombres no son capaces de esforzarse por su propiointerés, qué harán cuando el beneficio es para los demás?
Un supervisor de mano dura parece indispensable y el temor al despido es lo que mantiene a muchos trabajadores en su lugar. Solicita un taquígrafo y nueve de cada diez no saben ortografía ni puntuación - ni lo consideran necesario.
¿Podrá tal persona redactar una carta a García?¿Ve usted ese contable?, me dijo el administrador de una gran...
tracking img