Las batallas en el desierto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (590 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
BENEMÉRITA ESCUELA NORMAL VERACRUZANA
“ENRIQUE C. RÉBSAMEN”
ESTRATEGIAS PARA EL ESTUDIO Y LA COMUNICACIÓN I
RESEÑA DEL LIBRO: LAS BATALLAS EN EL DESIERTO

PROFESOR: LUCIO GÓMEZ PAZOS
ALUMNA:GABRIELA KAVANAGH LÓPEZ

EDUCACIÓN PREESCOLAR 1° B

Las Batallas en el Desierto

“…Lo único que puede es enamorarse en secreto, en silencio, como yo de Mariana. Enamorarse sabiendo que todo estáperdido y no hay ninguna esperanza”.
Es una novela del escritor mexicano José Emilio Pacheco, estudió en la UNAM y se desenvuelve muy bien en los géneros literarios como la poesía y la prosa.Cuando mi profesor nos pidió leer este libro sentí un poco de apatía. La verdad nunca imaginé que me fuera a gustar tanto, es un libro que te logra envolver desde un principio, que te mantiene con losojos puestos en cada una de sus palabras. Nos habla un poco de cómo era México en los años de 1946-1952, de cómo quedó la sociedad después de la Segunda Guerra Mundial y del comienzo delneoliberalismo; se tocan temas como el desempleo, la inflación, de las empresas estadounidenses que llegaron a quitarle mercado a las mexicanas, de la manera en que esto afectó la economía de las familiasmexicanas, de la urgencia de algunos empresarios por aprender el idioma inglés para poder obtener un empleo y así evitar quedar rezagados…
… Y claro, no podía faltar, como en cada época, el amor. Pero es unamor distinto al que conocemos, distinto al que estamos acostumbrados a leer en “cuentos de hadas” pues nos narra a un joven llamado Carlos que queda enamorado de Mariana. Hasta aquí suena todonormal, pero tengo que agregar que Mariana es la madre de su mejor amigo, que la diferencia de edades es bastante y por lo tanto, juzgado por todos.
Algunos dicen que Carlos es muy precoz y que un niñode 15 años no debería fijarse en una mujer de 28.
Sus padres pensaban que esa mujer era una cualquiera y la juzgaban muy duro. Su madre decía que no era posible que una mujer se las arreglara para...
tracking img