Las cuitas del joven werther cartas de junio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1495 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
16 de Junio
El otro día te conté que había conocido al mayordomo S… y que me había rogado que fuera a visitarle. Hace poco caso de su invitación y tal vez nunca hubiese hecho caso de ella si el azar no me permite descubrir el tesoro oculto en aquel apacible retiro.
Los jóvenes habían organizado un baile campestre y accedí a tomar parte de él. Tome como pareja a una señorita de esta comarca,gentil, bonita, si bien bastante insignificante. Se convino que yo la llevaría el umbral en coche al punto de reunión, junto con su prima, y que de paso recogeríamos a Carlota S…
--- Va a Conocer a una muchacha muy hermosa; me anuncio mi pareja al cruzar el extenso bosque que conduce al pabellón de caza.
---Tenga cuidado con enamorarse…--- añadió la Prima.
--- ¿Por qué?
--- Por que esta yaprometida con un joven caballero, a quien la muerte de su padre ha obligado a ausentarse para arreglar sus asuntos y solicitar un puesto importante.
Escuche estos detalles con bastante indiferencia. Faltaba un cuarto de hora para que el sol se refugiara tras la montaña, cuando el coche se detuvo ante la puerta del patio. El aire era sofocante y las damas expresaron su temor de que estallara unatormenta, lo que dejaban presagiar las grisáceas y sombrías nubes acumuladas junto al horizonte. Procure calmar su inquietud afectando unos grandes conocimientos meteorológicos, pero yo mismo comenzaba a temer que se aguase la fiesta.
Me había apeado cuando una criada salió a la puerta para rogarnos que aguardásemos un instante, pues la Señorita Carlota se disponía a bajar. Apara ver travesé el patioy me acerque a la casa, que parecía muy bien construida. Subí la escalera y, al pisar el umbral, contemple el más encantador espectáculo que he visto en mi vida. Seis niños de dos a once años rodeaban a una muchacha de estatura mediana pero bien proporcionada. Lucia un sencillo vestido blanco adornado con lazos rosa pálido en los brazos y en el pecho, y estaba repartiendo un pan casero entre losniños en fragmentos que variaban según la edad y el apetito de cada uno. Distribuía el pan con tanta dulzura y los niños se lo agradecían con tanta ingenuidad. Todas las manecitas se alzaban en el aire antes de que el pedazo fuese cortado. A medida que recibían su parte, unos se iban saltando y otros, mas sosegados salían a la puerta del patio para ver las bellas damas y al coche que debía llevarsea su querida Lota.
---Discúlpeme por haberle hecho subir—me rogo--.Lamento hacer esperara estas señoras, pero he tenido que arreglarme y disponer algunas cosas de las casa, que me hicieron olvidar la cena de los niños, que no consienten que les cortes el pan otra persona que no sea yo.
Le formule un cumplido insignificante, mientras mi alma entera se hallaba pendiente de su rostro, su voz, suactitud. Apenas Salí de mi sorpresa que ella corrió a una habitación contigua en busca de sus guantes y su abanico. A cierta distancia, los niños me miraban con malos ojos.
Me dirigí al más pequeño, cuyo rostro era muy gracioso, mientras este retrocedía asustado, cuando Carlota entro y le dijo:
---Luis, dale la mano a tu señor primo.
El niño obedeció sin el menor recelo y, pese a su nariz,llena de moco no pude menos que besarle de buen grado.
--- ¿Primo?---exclame luego, ofreciendo mi mano a Carlota--- .¿Me cree digno de la dicha de ser pariente suyo?
--- ¡Oh!---Respondió la joven con una sonrisa picara---.Tenemos tantos parientes…me dolería que entre mis numerosos primos fuese usted el peor.
Al marcharse, indico a Sofía, la mayor de las hermanas, que tendría unos once años, quecuidara de los pequeños y besara a su padre cuando este regresarse de su paseo. Dijo a los niños: --- ¿Obedeceréis a Sofía como si fuese yo misma?
Algunos lo prometieron, pero una niña de unos seis años y con aire de mujercita repuso:
---Pero no será como tu, Lota. A nosotros nos gusta que seas tú.

Describe física y psicológicamente a Carlota.
Físicamente: Carlota era una muchacha de...
tracking img