Las grandes ciudades y la vida del espíritu

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4527 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuadernos Políticos, número 45, México D.F., ed. Era, enero-marzo de 1986, pp. 5-10.

Georg Simmel

Las grandes ciudades y la vida del espíritu
CULTURA Y AUTONOMÍA Los problemas fundamentales de la vida moderna provienen del hecho de que el individuo anhela a cualquier precio —ante las fuerzas aplastantes de la sociedad, de la herencia histórica, de la civilización y de las técnicas—preservar la autonomía y la originalidad de su existencia: último avatar del combate contra la naturaleza que el primitivo debe entablar para asegurar su sobrevivencia física. El siglo XVIII pudo apelar al hombre a que se liberara de todos los vínculos tradicionales (en el Estado y la Religión, la Moral y la Economía) a fin de que se desarrollara sin trabas su naturaleza, originariamente buena e idénticaen todos; el siglo XIX pudo a su vez proclamar, al lado de la libertad, el carácter único de cada hombre y de sus actividades, mediante la división del trabajo que hace al individuo irreductible a los otros e irremplazable en la medida de lo posible, pero que lo hace, simultáneamente, depender de sus semejantes; Nietzsche, en fin, pudo ver en la lucha más desenfrenada de cada uno contra todos —oel socialismo pudo ver en la supresión de toda competencia— la condición del desarrollo completo de la persona; en todos esos esfuerzos se manifiesta el mismo tema fundamental: la resistencia del sujeto, que siente la amenaza de ser nivelado y usado por un mecanismo a la vez social y técnico. Cuando interrogamos los productos específicos de la vida moderna para descubrir lo que encubren, cuando encierta forma pedimos al cuerpo de la civilización que nos devele su alma —tarea que me incumbe hoy por lo que toca a nuestras grandes ciudades—, debemos buscar la ecuación que se establece entre los contenidos individuales y supraindividuales de la vida, los medios que emplea la personalidad para adaptarse a las fuerzas que le son extranjeras. LA GRAN CIUDAD PONE A PRUEBA LA AFECTIVIDAD Elfundamento psicológico sobre el cual reposa el tipo del citadino* es la intensificación de la vida nerviosa, que proviene de una sucesión rápida e ininterrumpida de impresiones,
Menospreciado en el mundo académico alemán de comienzos de siglo debido a la “poca seriedad” y al “exceso de literatura” de sus ensayos filosóficos, Georg Simmel (1858-1918) —amigo de Max Weber y Edmund Husserl, maestro deGeorg Luckács— se muestra al lector de nuestro tiempo como un pensador de inusitada agudeza en el develamiento de los rasgos más profundos y característicos de la modernidad. En su obra más original, La filosofía del dinero (1900), su descripción de las estructuras elementales de la socialización humana avanza hasta emparejarse con el discurso de Marx. Examina la forma que ellas adoptan en el mundoorganizado a partir de la circulación de mercancías y en torno a la existencia del dinero. El presente ensayo es un corolario de esta obra. De Simmel se encuentra en español: Problemas de filosofía de la historia, Schopenhauer y Nietzsche, Sociología: estudios sobre las formas de socialización, Problemas fundamentales de la filosofía, Cultura femenina y otros ensayos, Intuición de la vida y Goethe.* A lo largo de este artículo emplearemos las palabras urbano y citadino en el sentido de grossstädtisch, Grossstädter (relativo a la gran ciudad, habitante de gran ciudad) por oposición a kleinstädtisch, Kleinstädter. [T.]

tanto internas como externas. El hombre es un ser “diferencial”: su conciencia se excita por la diferencia entre la impresión presente y aquella que la precedió; lasimpresiones prolongadas, la poca oposición entre ellas, la regularidad de su alternancia y de sus contrastes, consumen en cierta forma menos conciencia que la rapidez y concentración de imágenes variadas, la diversidad brutal de los objetos que uno puede abarcar con una sola mirada, el carácter inesperado de impresiones todas poderosas. Al crear precisamente estas condiciones psicológicas —sensibles...
tracking img