Las relaciones hispano-marroquies

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2436 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
hispano-marroquiesATLAS DE LA INMIGRACIÓN MARROQUÍ EN ESPAÑA

63
de las relaciones. El tratamiento pasaba por la creación de un “tejido de intereses multisectoriales” que actuaran como amortiguador de las inevitables diferencias entre países vecinos. La creación de este “colchón de intereses” debía desempeñar una labor preventiva “encapsulando” las crisis e impidiendo que afectaran al conjuntode las relaciones. El desarrollo de la interrelación económica debía ir acompañada de la institucionalización de un diálogo político regular que permitiera mantener cauces regulares de contacto político con los que desactivar las potenciales crisis. Además, la transformación de España en país de inmigración y el asentamiento de un importante colectivo de ciudadanos marroquíes había puesto encontacto directo a sociedades que vivían de espaldas una de la otra. El desarrollo de los contactos entre las sociedades civiles y el combate de prejuicios y estereotipos basados en el desconocimiento fueron identificados como el tercer pilar sobre el que debía 1 basarse la renovada “vecindad hispano-marroquí” . La década de los años noventa permitió avanzar en esta dirección. La construcción delgasoducto Magreb-Europa que transporta gas argelino a España a través de Marruecos y la puesta en funcionamiento de la interconexión eléctrica a través del Estrecho de Gibraltar fueron dos de los grandes proyectos ejecutados. La creación de instrumentos financieros facilitó el desarrollo de los intercambios comerciales y la llegada de cerca de 800 empresas españolas, la mayor parte pymes pero pocasgrandes como Telefónica. España se consolidó como segundo socio comercial de Marruecos. Pese a ello, en términos absolutos, el comercio bilateral con Marruecos continúa teniendo un peso limitado para España (el 0,9% en 2001). La balanza comercial es crónicamente deficitaria para Marruecos lo que, en la práctica, significa que Rabat no está recibiendo excedentes financieros con los que financiar sudesarrollo. El volumen de inversiones, prácticamente inexistente antes de 1988, creció de forma importante durante la década de los noventa aunque sigue representando un porcentaje reducido de la inversión directa global de España en el exterior. Entre 1995 y 2000 las inversiones españolas fueron de 415 millones de euros lo que situaba a España como séptimo inversor en Marruecos. Aunque este países uno de los países prioritarios de la cooperación al desarrollo española y la ayuda no reembolsable ha aumentado el volumen de fondos otorgados es, en términos globales, reducido. En 2001 la cooperación española destinó a Marruecos 44 millones de euros de los que 19,8 fueron destinados al mantenimiento de los colegios e institutos españoles en Marruecos. En este contexto tuvo lugar la crisis2001-2003 que marca una ruptura con el período anterior confirmando la fragilidad de unas relaciones bilaterales muy sensibles a la coyuntura política y sobre las cuales el “colchón de intereses” construido durante los años noventa no actuó como un factor amortiguador efectivo. La construcción de la vecindad dejó de estar en el centro de una agenda bilateral que volvió a estar dominada por loscontenciosos. Únicamente los intercambios comerciales no se vieron afectados por la crisis y se incrementaron en cerca de un 20%. Al desencadenar la crisis con la llamada a consultas de su embajador en Madrid en octubre de 2001, Marruecos

Las relaciones hispano-marroquíes durante los años noventa
Miguel Hernando de Larramendi Las relaciones con Marruecos se caracterizaron durante los primeros años dela transición democrática en España por una conflictividad vinculada a los avatares del conflicto del Sáhara Occidental en el que los diferentes actores implicados querían conseguir el apoyo a sus tesis del país que había colonizado el territorio durante cerca de un siglo. Los intentos de los sucesivos gobiernos españoles por mantener una posición equilibrada hacia las partes implicadas en un...
tracking img