Lectura, de las fuentes armando martines garnica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 73 (18172 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 10 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La lectura de las fuentes en el oficio de historiar

Armando Martínez Garnica

Inédito, 2009

CONTENIDO

1. Una nación con historia
2. ¿Qué es la historia?
3. ¿Cómo procede la historia?
4. Clases de fuentes
5. El método científico de la historia
6. La apropiación de las fuentes
7. La representación histórica
8.Aprender historia con motivo del Bicentenario de la Independencia
9. ¿Cómo leer fuentes residuales escritas?
10. ¿Cómo interpretar las historias escritas por los historiadores?
11. ¿Cómo leer una fuente iconográfica?
12. La Biblioteca Bicentenario
Bibliografía

1. Una nación con historia

En el próximo año 2010 la nación colombiana estaráconmemorando el inicio de su proceso de construcción como cuerpo político soberano, hace 200 años. Este año y el próximo nos encontraremos con muchas personas, en muchos escenarios públicos y escolares, para recordar conjuntamente. Recordar significa volver sobre el camino recorrido para examinarlo y luego insistir en él, como rumbo hacia un destino que originalmente no determinamos pero que entretodos podemos recordar. La conmemoración bicentenaria es un volver sobre el destino común original que fue elegido hace 200 años: construir una nación moderna de ciudadanos gobernados por un estado legítimo de origen constitucional. Este es nuestro destino común, y mientras más lo recorramos con plena conciencia, más grande puede llegar a ser nuestra nación.
La elección de un estado nacionalcomo meta de un destinar es la decisión de poner firmemente en pie la unidad de sobrevivencia social que caracteriza a la Época Moderna. La Humanidad se divide hoy en un poco más de dos centenares de estados, y cada uno de ellos se esfuerza por fortalecer su autoridad legítima y por construir una nación de ciudadanos cabales. Desde hace 200 años, los poderes de todos los estados iberoamericanos seobstinan por establecerse firmemente, pese a las adversidades y vicisitudes, y por incluir a la mayor parte de sus poblaciones en sus cuerpos políticos mediante la ampliación de la ciudadanía.
En este esfuerzo colectivo de recordar el destino de nuestro estado nacional partimos de la convicción de que tenemos una historia, es decir, un acontecer colectivo. Una de las tareas básicas dequienes se forman en instituciones educativas es comprender lo que le aconteció a su propia nación. Esta comprensión requiere del aprendizaje de la ciencia de la historia, cuya finalidad es impedir que las acciones de los hombres se desvanezcan de la memoria. Pero las representaciones de esta ciencia, derivadas de la crítica de las fuentes disponibles, tienen que coexistir socialmente con lasactualizaciones de la memoria que son usadas para justificar proyectos políticos de cada momento. Estas seudohistorias son un abuso de la historia por cuanto no buscan comprender lo que aconteció sino convencer a sus contemporáneos de la bondad de la acción política que proponen a sus contemporáneos. Para no caer en las trampas de las seudohistorias es preciso retornar a las mejores fuentes disponibles, elmétodo que permite construir las representaciones de la ciencia de la historia, pero también a la tarea de la comprensión de lo que ya le aconteció a la nación a la que pertenecemos.

2. ¿Qué es la historia?

En nuestra lengua tenemos algunas insuficiencias que originan muchas equivocaciones. Una de ellas es la palabra historia, pues sirve para nombrar una ciencia y a la vez su objeto deestudio. Podemos decir entonces que “la historia es la ciencia de la Historia”, pero con esta oración quedamos expuestos a confundir una especial actividad científica con una de las dimensiones de nuestra existencia social. Para colmo de insuficiencia, tenemos que convivir con una opinión vulgar que identifica a la Historia con “el pasado”, que no es sino una palabra para nombrar una de las...
tracking img