Ley 80 1993

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (589 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SOCIEDAD “PERDIDA”
Con tristeza puedo escoger entre tantos casos los siguientes: Caso Dragacol, Agro ingreso seguro, Carrusel de las notarias, Caso Chambacú y el reciente carrusel de contrataciónde Bogotá, los cuales son eventos llenos de descaro y desprecio total por el erario público. Sera que los servidores públicos culpables de estos actos vergonzosos no conocían el Estatuto General deContratación de la Administración Pública?. Si lo estudiaran detalladamente aprenderían a velar por los intereses de todos los colombianos, solo por mencionar algunos apartes del mismo resaltaremos elartículo 3º. “de los fines de la contratación estatal”, acaso este no enuncia claramente que el fin de la contratación estatal es el cumplimiento de los fines estatales, la continua y eficienteprestación de los servicios públicos, será que en los casos mencionados se cumplen los fines estatales plasmados en nuestra constitución, o se presto de manera eficiente los servicios públicos demandadospor los colombianos, para ser más específicos en el cuestionamiento podemos traer solo algunos puntos del artículo 4º. del mencionado estatuto donde están plasmados los “derechos y deberes de lasentidades estatales”, el estado a través de sus servidores debe exigir la ejecución idónea y oportuna del contrato, debe asegurar las garantías y el cumplimiento de las sanciones pecuniarias, debeadelantar revisiones periódicas de las obras ejecutadas, servicios prestados o bienes suministrados, debe exigir que la calidad de los bienes y servicios adquiridos por las entidades estatales se ajuste a losrequisitos mínimos previstos en las normas técnicas obligatorias, por que Mauricio Cárdenas, Andrés Felipe Arias, Héctor García Romero, Alberto Moreno, Miguel Ángel Moralesrussi, Germán Olano ySamuel Moreno no conocían esta ley?, puedo afirmar que la conocían a la perfección y con seguridad casi absoluta puedo decir que conocían el artículo 26 del estatuto “del principio de responsabilidad”,...
tracking img