Leyenda de montero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1168 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LEYENDA DEL SECTOR CAUCATO
la vida de Manuel Montero

Cuéntase por los antiguos pobladores que el diablo, cansado de sacrificar la vida de humildes personas en común acuerdo con el hacendado, solicito en forma directa la vida de Manuel Montero, quien a tal petición, que para él era amigable, acepto con petulancia y altanería; pero primero tenia que el Satanás aceptar la propuesta que le poníaa cambio de su vida, y cual era la condición de Manuel Montero , como siempre pensaba hacerlo rentable , incluso a muerte , quiero antes de que me quites la vida que prohibiciones de agua m i hacienda y tu mismo debes traerlo mediante el excavado de un zanjón desde el río Pisco, hasta aquí y debes hacerlo antes de que el gallo cante de otra manera mi vida no la tendrás.

De repente el mayordomode la hacienda que hasta esos instantes contemplaba hacia el horizonte pasivamente, todo aquel día diabólico espectáculo , le vino a la mente una sorprendente idea para salvar de tan infausta muerte a su apreciado amo y hacer que el fantasma desaparezca sin cumplir las exigencias hecha por Montero cambio de su Vida, el de llevar agua a la hacienda.

Urbano Mayordomo de la hacienda desde unlugar no sospechado por Manuel Montero, vivía la atmósfera de una insoportable tensión, y nerviosismo al llegar la hora pactada y cada vez era mas la desesperación de Manuel Montero veía que le quedaban solo minutos de vida a medida que el diablo avanzaba, él se sentía morir. El Mayordomo vivía con el cada momento de desesperación.
Mi amo dijo el humilde mayordomo Urbano enterado en el establo porboca del hacendado de todo el peligro que corría la vida de su amo es fácil hacer cantar al gallo que cante antes de la hora habitual.

Son las 2:30 y recién cantará a las 4:00 a.m. de la mañana pero los gallos de nuestro corral recién canta a las 5:00 a.m. de la mañana y como hacer que cante el gallo con cierta admiración pregunto Don Manuel Montero, mi señor... amo dijo su mayordomo consiga Ud.un espejo grande yo traeré al gallo del corral y ya vera lo que sucede.

Manuel Montero, en este momento sintió insurgir en su alma un destello de aliento, como soplo vital que despierta la sombra de la somnolencia de un espíritu que se moría y haciendo un esfuerzo insólito camino rápidamente al dormitorio en busca del espejo, mientras el mayordomo en busca del gallo mas atrevido.

Elmayordomo de la hacienda sabia perfectamente como hacer que el gallo cante a cualquier hora del día o de la noche.

El mayordomo de la hacienda de Caucato, se encontraba ya en el interior de la habitación con uno de los gallos traídos del corral que había tenido docenas de pelea, la inquietud del gallo se dejaba entrever, el humilde mayordomo, lo sujetaba fuertemente para evitar su fuga. Solo esperabaque su amo y señor Manuel Montero trajera el espejo del dormitorio a donde se dirigió rápidamente, minutos antes. El mayordomo, ante la demora de Manuel Montero levantó la mirada, curiosamente, curioseando la puerta de ingreso del dormitorio por donde había ingresado, el hacendado con gran sorpresa pudo observar pedazos de vidrio y el marco de un espejo semidestrozado.

Que había pasado, mientrasel mayordomo fue al corral en busca del gallo, Manuel Montero rehén de su propia desesperación, quiso llevar el espejo, cayéndose como un fardo en el suelo y haciéndose el espejo en mil pedazos.

Manuel Montero, ensangrentado buscaba otro espejo, estos acontecimientos sucedían rápidamente mientras el mayordomo recordaba algunos hechos malévolos por su amo pero así le quería ayudar.
Eranaproximadamente las 3:30 a.m. de la mañana mientras a lo lejos se escuchaban extraños ruidos como de un tropel de obreros en actividad. Era el cruel ruido de lampas , carretillas , picos, que luchaban para romper el duro suelo de yeso (tiza) y concluir la obra que le prometio el fantasma , se trazara para tener en sus manos la vida del hacendado.

Manuel Montero presentía que el tiempo había pasado...
tracking img