Leyendas de fonseca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (462 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL HOMBRE SIN CABEZA
El hombre sin cabeza aparecía en el callejón de Cicerón Tovar. Este Callejón era bastante
angosto y le servía para colocar una pierna en cada tapia, así permanecía para atrapara toda
persona que se atreviera a pasar por allí, pero nadie osaba atravesar ese callejón misterioso en
las horas de la noche. Los fonsequeros dicen que sostenía la cabeza en sus manos y
chorreabala sangre a borbotones, por eso, los vecinos de ese lugar se acostaban muy
temprano.

EL MAÑOCO
Era un personaje con figura de diablo que sorprendió a muchas mujeres rezanderas en
Fonseca. Estasmujeres, después del Rosario de aurora, que era a las 5 de la mañana, en vez
de regresar a sus casas se quedaban en la calle chismoseando y ventilando la vida ajena.
También sorprendió y asustó amuchos hombres que escondidos en mogotes veían extasiados
a las muchachas bañándose en el río Ranchería o en la acequia de Penso.

LA LLORONA
Era una señora bajita que tenía un hijo muy consentidoy nunca lo corregía. Ese niño se volvió
un insolente y le pegó a su madre. Ésta, amargada, deprimida y dolida en lo más profundo de
su alma, cargó a su hijo que ya era un hombre, y errante llorabasu pena y desgracia. Al hijo le
arrastraban las piernas y sus gemidos lastimeros ponían los pelos de punta al más valiente. En
las noches oscuras y de luna llena se oían los gemidos de la señora porlas calles de Fonseca.
Muchos la oyeron, y su llanto era presagio de desgracia y muerte.

EL POZO DE TAROA
Cuenta la leyenda que don Gollo Parodi, en la guerra de los mil días, escondió sucuantioso
tesoro (cama, bacinilla, cubiertos, bastó, todo en oro) por temor a perderlo. Decidió enterrarlo
en un hoyo cavado por sus esclavos a quienes mató y enterró en el mismo hoyo para que
nadiesupiera su secreto. De don Gollo nunca se supo más.

EL MUELÚ
Era un espanto que rechinaba los dientes en forma aterradora, se sentía en noches oscuras.
Su traquear de dientes era el terror de los...
tracking img