Libro gratis completo palomita blanca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 176 (43789 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PALOMITA BLANCA
autor: Enrique Lafourcade
Reproducido con el permiso del autor Palomita Blanca, vidalita de pico rosado

Juan Carlos me trató de matar. No, no es cierto, no es que me tratara de matar. Es que me hizo morir de amor por él. Como en la novela "Amor sin Limites" de la Corín Tellado, que yo leía cada mañana antes de partir al colegio. 0, como en las películas. Pero, la pura, nocreí que era tan así, no Juan Carlos, yo no me hice ilusiones con él, no creí que el amor era así, tan... tan... no podía ni dormir y me debilité más. Perdí cinco kilos. Todo comenzó cuando con la Telma decidimos ir al Festival. Habíamos leído en el "Clarín" que el Festival era allá arriba, en el barrio alto, por Los Dominicos, y la Telma estaba más entusiasmada, y me dijo que podíamos arreglamos lomás bien con collares y que yo como era alta y de piernas largas, me veía re bien de pantalones y que íbamos a pinchar algo y que además estaba no sé qué cantante americano que la Telma se los conoce a todos, porque desde que se compró la radio a pilas, no se pierde programa. Me dijo después que era por Piedra Roja, y que ella sabía cómo llegar. Puras chivas de la Telma porque anduvimos más perdidasy tomamos como tres micros y recién estábamos en el Canal San Carlos, y por suerte pasaron unos chiquillos en un auto celeste y como nos vieron arregladas. -¿Cómo te llamai? Eran medio frescolines, pero lindos. El que manejaba tenía una melena rubia hasta los hombros. -Ana María - le dije. -Yo soy María Ignacia - agregó la Telma. ¡Más mentirosa! Me había dicho que mejor nos poníamos así, que yole ponía Ana a mi nombre y que ella se iba a poner María Ignacia, porque esos si eran nombres elegantes. -¿Quieren un pito? El otro era también rubio y bien alto y corríamos como a cien kilómetros. -Ya pus, María Ignacia! - le decía el otro. -Más tarde. -Un pito es bueno a toda hora. -¡Yo quiero! - dije, para caerle en gracia al que manejaba que era el más lindo, aunque lo veía de perfil, pero separecía a un actor de cine, a lo mejor era.

-Pa mí que esta cabra no ha fumado nunca - dijo el otro. Ya íbamos como llegando, y nos metimos por unos caminos medios raros, y andaban montones de chiquillas y chiquillos y todos con pantalones y guitarras y collares. Le había dado como tres chupadas al cigarrillo que estaba más mal hecho que se me anduvo desarmando, un poco para sentir algo, perono sentía nada, y me lo volvían a pasar y estaba húmedo y el que manejaba lo chupaba antes. Montones de autos. -Hasta aquí llegamos, cauritas... -Sí... ahora, a pata, ¿cachai? -¿Andan solas? -Tenemos unos amigos allá arriba - mintió la Telma. -Nos vemos, cauritas... Era más la Telma. Nos dejaron allí, cerraron bien el auto y partieron adelante y se perdieron entre la gente y nosotras, que habíamosempezado el día tan bien. -¿Y pa qué les dijiste que ... ? -Hay que hacerse las interesantes, oye ... Ya los vamos a encontrar... -¡Los vamos a encontrar ... ! ¡Cómo no! En la colina, al fondo, montones de chiquillos y muchos con las melenas rubias y con barbas. Pero no los vimos a los jóvenes del auto. Hasta el día siguiente. Nos sentamos por ahí, en el pasto, entre montones de cabros ychiquillas y seguían llegando, y estuvimos m s perdidas y como dos horas estuvimos y había un escenario de cajones, como un teatro y todavía no llegaban los cantantes, pero era lindo y todos hablaban y nos preguntaron cosas. Por ejemplo, nos preguntaron, a la Telma, le preguntaron: -¿Te gusta Bob Dylan? Y la Telma abrió los ojos enormes, que sabía que eran grandes y azules, y con las pestañas postizas eranmás grandes todavía y lo miró sonriendo y le dijo que sí. Y el otro, con otros más, como cinco jóvenes, se pusieron al lado de nosotras, y el que le hizo la pregunta tenía una barba negra y una boina medio cochina, y se parecía un poco al Che Guevara y tenía unos aros de alambre en las orejas, y había otra chiquilla en el grupo, muy flaca y muy alta, que no usaba sostén, porque se le veía...
tracking img