Licenciada en educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10780 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
fem-e-libros

a

Carla Lonzi

Escupamos sobre Hegel
Escritos de “Rivolta Femminile”

fem-e-libros
www.creatividadfeminista.org

Título de la edición original
Sputiamo su Hegel e altri scriti
Rivolta Femminile, Milán, 1972
Primera edición en castellano: Editorial La Pléyade, Buenos Aires, 1975
Segunda edición en castellano: Ed. Anagrama, Barcelona 1981
(Traducción de FrancescParcerisas)
Nota: Estas ediciónes en castellano traían también el texto “La mujer
clitórica y la mujer vaginal” que no aparece en esta edición

Libro impreso electrónicamente por:
fem-e-libros / creatividadfeminista.org
http://www.creatividadfeminista.org
http://www.creatividadfeminista.net
autoras@creatividadfeminista.org
México, 2004

fem-e-libros solo imprime electrónicamente estaobra,
todos los derechos pertenecen a:

© Escritos de “Rivolta Femminile”
Esta edición está hecha sin fines de lucro, con el
único objetivo de difundir esta importante obra del
pensamiento feminista, el aporte que se hace para
acceder a ella se usa estrictamente en el mantenimiento del mismo sistema de difusión.

Carla Lonzi

Escupamos
sobre
Hegel
Escritos de “Rivolta Femminile”fem-e-libros
www.creatividadfeminista.org

E

l problema femenino significa una relación
entre cada mujer –carente de poder, de
historia, de cultura, de rol- y cada hombre
–con su poder, su historia, su cultura y su rol
absoluto-.
El problema femenino cuestiona todo lo
hecho y pensado por el hombre absoluto, por el
hombre que no tenía conciencia de que la mujer
fuese un ser humano de sumisma dimensión.
En el siglo XVIII pedimos la igualdad y
Olympe de Gouges fue condenada al patíbulo
por sus “Declaraciones sobre los derechos
femeninos”. La demanda de igualdad entre
mujeres y hombres en el plano jurídico coincide,
históricamente, con la afirmación de la igualdad
de los hombres entre ellos. Hoy tenemos

5

conciencia de ser nosotras las que planteamos
una nuevasituación.
La opresión de la mujer no se inicia en
el tiempo, sino que se esconde en la oscuridad
de sus orígenes. La opresión de la mujer no se
resuelve en la muerte del hombre. No se resuelve
en la igualdad, sino que se prosigue dentro de
la igualdad. No se resuelve en la revolución,
sino que se perpetúa dentro de la revolución. El
plano de las alternativas es una fortaleza de la
preeminenciamasculina: en él no existe un lugar
para la mujer.
La igualdad de la que hoy disponemos
no es filosófica, sino política: ¿queremos, después
de milenios, insertarnos con este título en el
mundo que han proyectado otros? ¿Nos parece
gratificante participar en la gran derrota del
hombre?
Por igualdad de la mujer se entiende
su derecho a participar de la gestión del poder
en la sociedad,mediante el reconocimiento
de que aquélla posee la misma capacidad
que el hombre. Pero la experiencia femenina
más auténtica de estos años nos ha enseñado
el proceso de devaluación global en que
se encuentra el mundo masculino. Hemos
comprendido que, en el plano de la gestión
del poder, no concurren capacidades, sino
una forma particular de alineación que es muy

6

eficaz. La actuación de lamujer no implica
una participación en el poder masculino, sino
cuestionar el concepto de poder. Si hoy se
nos reconoce nuestra imbricación a título de
igualdad es, precisamente, para alejar aquel
peligro.
La igualdad es un principio jurídico:
el denominador común presente en todo ser
humano al que se le haga justicia. La diferencia
es un principio existencial que se refiere a los
modosdel ser humano, a la peculiaridad de
sus experiencias, de sus finalidades y aperturas,
de su sentido de la existencia en una situación
dada y en la situación que quiere darse. La
diferencia entre mujer y hombre es la básica de
la humanidad.
El hombre negro es igual al hombre
blanco, la mujer negra igual a la mujer blanca.
La diferencia de la mujer consiste en
haber estado ausente de la...
tracking img