Literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (930 palabras )
  • Descarga(s) : 38
  • Publicado : 2 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
 "Don Catalino, hombre sabio", Miguel de Unamuno
PALABRAS CLAVE:
ensayo, carácter dialógico, paradojas
1-Determine a qué tipo de texto corresponde el fragmento propuesto y justifique su respuestacon datos del propio texto.
2-Indique la idea o ideas más importantes del texto.
3-Exponga su opinión de forma argumentada sobre las personas como don Catalino.

Fui a ver a don Catalino.Recordarán ustedes que don Catalino es todo un sabio; esto es, un tonto. Tan sabio, que no ha sabido nunca divertirse, y no más que por incapacidad de ello. Lo que no quiere decir que don Catalino no se ría;don Catalino se ríe y a mandíbula batiente, pero hay que ver de qué cosas se ríe don Catalino. ¡La risa de don Catalino es digna de un héroe de una novela de Julio Verne! Y no diría yo que don Catalinono le encuentre divertido hasta jocoso, amén de instructivo, ¡por supuesto!, al tal Julio Verne, delicia de cuando teníamos trece años. Don Catalino es, como ven ustedes, un niño grande, pero sabio;esto es, un tonto.
Don Catalino cree, naturalmente, en la superioridad de la filosofía sobre la poesía, sin habérsele ocurrido la duda—don Catalino no duda sino profesionalmente, por método—de si lafilosofía no será más que poesía echada a perder, y cree en la superioridad de la ciencia sobre e1 arte. De las artes prefiere la música, pero es porque dice que es una rama de la acústica, y que laarmonía, el contrapunto y la orquestación tienen una base matemática. Inútil decir que don Catalino estima que el juego del ajedrez es el más noble de los juegos, porque desarrolla las funcionesintelectuales. También le gusta el billar, por los problemas de mecánica que en él se ofrecen.
Un amigo mío y suyo dice que don Catalino es anestético y anestésico. Pero anestésicos son casi todos lossabios. Al cuarto de hora de estar uno hablando con ellos, se queda como acorchado y en disposición de que le arranquen, sin dolor alguno, el corazón.
(Miguel de Unamuno, Don Catalino, hombre sabio)....
tracking img