Literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1157 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA NOCHE BOCA ARRIBA

Julio Cortázar

 

“La imaginación no es un estado, es la propia existencia humana”

William Blake

 

La literatura latinoamericana está impregnada de la visión mito-poética heredada de las ancestrales culturas indígenas que poblaron (y aun pueblan) estos territorios, más que de la provenientes de la metrópolis colonizadora. La imaginación y el sueño son por lotanto el material primero de su producción literaria. Imaginación no definida como la simple facultad subalterna de la razón, de la lógica, sino como “la facultad psíquica por excelencia, aquélla que, mediante la configuración y la síntesis, es responsable última de todas las formas de intelección y comunicación imaginables”

En este cuento de Cortázar encontramos una marca que permitecorroborar la anterior afirmación. En él, Cortázar toma como material productor de sentido un ritual mítico indígena y simultáneamente un ritual de la vida contemporánea.

 

CORTAZAR, JUEGO CRONOTOPICO

Por un lado hay que advertir que la pesadilla es experimentada no precisamente por quien nos sugiere el narrador -engañando nuestra razón-. La pesadilla es vivida por el indígena. Es decir, quienevidentemente pertenece a la realidad es el indígena.

Por otro lado, Cortázar se vale de un antiguo rito de guerra practicado por algunas culturas de Mesoamérica y de una situación urbana contemporánea para contrastar dos tiempos históricos.

 

El ritual denominado “guerra florida” principiaba cuando los aztecas en guerra con los Motecas capturaban como resultado de una persecución aterradoraa uno de ellos para sacrificarlo en algún edificio ceremonial con la intención de satisfacer el ánimo de sus ávidos dioses “tenían que huir de los aztecas que andaban a caza de hombres”. El arquetipo del chaman, del sacerdote como intérprete e intermediario entre los dioses y los hombres es claro “la caza continuaría hasta que los sacerdotes dieran la señal de regreso”. Lo sagrado y lo bélicoconfluyen para revelarnos algunos efectos de la guerra ritualizada (¿acaso santa?) “pensó en sus compañeros que llenarían otras mazmorras y en los que ascendían ya los peldaños del sacrificio” la narración, el mithos plantea la necesidad de dominar los poderes de los dioses de manera simbólica a través del sacrificio. La sangre limpia, el liquido fundante es el camino hacia la liberación, hacia lareconciliación del hombre con la deidad “y de golpe vio la piedra roja, brillante de sangre que chorreaba, y el vaivén de los pies del sacrificado que arrastraban para tirarlo rodando por las escalinatas norte”.

 

El motivo urbano escogido por Cortázar es un accidente de tránsito provocado por una no lectura del signo como convención ritualizada “cuando vio que la mujer parada en la esquina selanzaba a la calzada a pesar de las luces verdes ya era tarde para las soluciones fáciles”. Esta ciudad en la que un individuo común sufre un accidente, se erige como el  cronotopo con el cual nuestro escritor juega, pues engaña al lógico lector haciendo creer que éste (el contemporaneo) es quien sueña. Hay que reconocer que el racionalismo instrumental que ve la historia como un continuo avancedel tiempo se encuentra con una dificultad puesto que Cortázar invierte el hilo del tiempo, trastornándonos cuando se nos revela que el que efectivamente sueña es el indígena “un sueño en el que había andado por extrañas avenidas de una ciudad asombrosa, con luces verdes y rojas que ardían sin llama ni humo, con un enorme insecto de metal que zumbaba bajo sus piernas”.

 

Esas situacionesenmarcadas en tiempos cronológicos distantes uno de otro, tiene su punto convergente (lógica narrativa) en la simultaneidad de los hechos. Teniendo en cuenta que una y otra se originan en una única realidad, en una misma subjetividad. Una prolepsis desconcertante, el fin así lo demuestra “en la mentira infinita de ese sueño también lo habían alzado del suelo (al contemporáneo soñado), también...
tracking img