Literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (366 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El expreso de Lomas Doradas

Había una vez un hombre que tenía la costumbre de caminar por las mañanas acompañado de su termo y su lorita Flopy.
Don Alcides, se había establecido en el últimodestino, que como jefe ferroviario le asignaron. Llevaba viviendo en Lomas Doradas, tanto tiempo como, el que, el oxido llevaba depositado sobre las vías abandonadas.
Puntualmente a las 6 de la mañana,en la ultima casa del pasaje, los Álamos, se abría la puerta y se veía aparecer al “Jefe” luciendo su impecable uniforme. Daba dos pasos exactos. Se detenía. Controlaba el reloj de bolsillo. Tocabael termo colgado a su izquierda y saludaba a Flopy, ya ubicada en la charretera del hombro derecho.
El recorrido rutinariamente organizado, pasaba por los mismos lugares a la misma hora, con unaprecisión envidiable, solo igualada por la gran Trenak Express.
6,15 horas, la panadería. Cargaba agua al termo, probaba el pan fresco y guiñaba el ojo a Silvio el panadero, quien con esta aprobacióncargaba sus canastos para la venta. Flopy, en un rincón del mostrador, tragaba su pan con leche. 6,45 horas, la comisaria. Saludaba con una venia al guardia de turno y le convidaba un mate aescondidas. El comisario decía que “eso”, era cosa de vagos. 7,20 horas, el edificio del correo. Mate para el encargado, quien solo después de terminarlo le informaba si había o no correspondencia. 7,40 horas,la casa de doña Sara. Ella tomaba te, mientras le contaba de las nuevas flores del jardín. Flopy recorría la fuente de aves junto a dos gorriones y una paloma. 8,00 horas, la antigua estación de tren.Ahí, los mates se hacían eternos. Su mirada perdida en el horizonte, sobre el recto trazado de la vías, buscaba una silueta metálica y pesada . Guardaba el termo. Daba dos pasos exactos. Controlabael reloj de bolsillo y saludaba a Flopy ubicada sobre la charretera del hombro derecho. De regreso, 10,30 horas llegaba a la plaza, Don Carlos lo esperaba con el tablero servido para la partida de...
tracking img