Lo importante y lo urgente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1396 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LECTURA 11

3.3 LO IMPORTANTE Y LO URGENTE

“¿Amas la vida? Entonces no desperdicies el tiempo, pues es la materia misma de Benjamín Franklin la vida”.

Trabajamos para vivir, no vivimos para trabajar. El tiempo de trabajo no abarca las 24 horas de los 365 días del año. Existe mucho tiempo fuera del trabajo ¿Cómo definir ese tiempo no laboral? La clasificación del tiempo no es simple nifácil, pues fuera de las 8 horas de trabajo no todo es descanso y ocio. Porque nos vemos precisados a atender nuestras necesidades primarias o fisiológicas y sociales. Conozcamos algunas teorías antiguas y modernas en relación a la problemática del tiempo. Desde hace siglos, el tiempo adquiere el rango de un verdadero problema filosófico y antropológico, actualmente representa uno de los campos maspolémicos en la ideología capitalista y también aunque en minoría lo es en la socialista. Entre los griegos del siglo VI antes de Cristo, se empezó a valorizar el ocio como prerrequisito para la sabiduría y la filosofía, que proporcionaba la paz y la contemplación creativa requerida por quienes buscaban dedicarse a la teoría. Aristóteles por ejemplo, argumentaba que el ocio es mejor que el trabajo,pues se trabaja para lograr el ocio y no viceversa. Solo a los hombres libres les estaba dado disfrutar del ocio creativo. Los romanos mas pragmáticos no llegaron a idealizar tanto al ocio, vieron la vida como una alternancia de otium (ocio) y nec-otium (negocio, trabajos) y atribuyeron al trabajo el carácter de fin y al ocio el de medio.

La edad media cristiana, en su culto por la vidacontemplativa, reafirmó el ocio como situación ideal para los religiosos y demás personas ansiosas de encontrar a Dios. En el siglo XIX el Marxismo empezó a ver en el tiempo libre un fenómeno transformador del trabajo y, por lo mismo, del hombre. El tiempo libre, antes que el de trabajo, determina el existir humano. El termómetro de la riqueza social reside, paradójicamente, más en el tiempo libre, queel tiempo de trabajo. Marx pronostica para el futuro la síntesis dialéctica de trabajo y ocio, sobre la base de la libertad. Solo con la libertad el ocio puede ser tiempo libre. No solo tiempo libre de trabajo, sino tiempo de trabajo libre. El ocio, fuente de autonomía, es la compensación mas adecuada para la alineación causada por el maquinismo moderno. Por otro lado, la creciente automatizaciónoriginada por la tecnología moderna, ha abierto grandes oportunidades para la liberación del hombre. Ya en el siglo XX tocó a las Naciones Unidas en 1948 “canonizar el ocio”, incluyendo entre los derechos fundamentales del ser humano el derecho al tiempo libre. Por ahí hay una definición del hombre, presumida e inexacta que, para colmo de males, acuñaron en la lengua de los romanos: el homo faber,el hombre es un ser que trabaja. Pero existe otro mas a fin a la realidad del hombre, el homo ludens que, en su genuina acepción latina, significa que el hombre es un ser que descansa, que crea, que contempla, que goza. Porque solo en el descanso el hombre recobra su libertad y señorío, emprende todas aquellas obras más a fines a sus gustos y aptitudes y se encuentra más fácilmente consigo mismo,con la naturaleza y con los demás. El ocio no es la ociosidad, el descanso no es la pereza, las vacaciones no son la huida del deber, la verdad es que el hombre que descansa no se convierte en el hombre que flojea. No es un exiliado de la obligación, un prófugo del trabajo, sino un hombre de recreación.

Por lo antes expuesto, todo radica en la administración del tiempo, y puesto de que no esfácil se le ha definido como el arte de hacer que sirva para el beneficio de las personas y de las sociedades, la administración del tiempo es la administración de si mismo, el manejo adecuado de los recursos de todo orden. Ahora veamos donde invertimos la administración de nuestro tiempo, conozcamos los obstáculos y trampas. Existen “ladrones del tiempo” bastante numerosos y tanto mas temibles...
tracking img