Locos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2763 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Personalidad.
La configuración hidalga de su personalidad se hizo evidente en muchas ocasiones. Muy especialmente en el trato que tuvo con los prisioneros del ejército de Batista. No se le conoce un solo desmán y, por añadidura, era capaz de enfurecerse con sus hombres si los cometían ellos. Es decir que, terminada la lucha terminaba el encono. La gresca entre caballeros se continúa con un tratode caballeros. Así se entiende la indignación del Che cuando fue capturado y lo quisieron interrogar. ‘Al Comandante Guevara no se lo interroga’ espetó. En aquellos días el rugby - el único deporte del Che - se jugaba con el mismo criterio. Los entrenadores imponían reglas de juego que gobernaban las relaciones entre los jugadores: "Se juega a la pelota y no al hombre" era la consigna de losentrenadores y era común que el jugador tacleado ayudara a su adversario a levantarse del suelo. El gesto significaba "no hay rencor". Es decir que, en sus combates, el Che se manejó, más con criterios de buen deportista que con el encarnizamiento sangriento que propuso T. E. Lawrence como táctica y estrategia de la guerrilla. El concepto hidalgo de "nobleza obliga" establece obligaciones que paraotro son inexistentes. Pero al precio de demandar sacrificios y renunciamientos tanto como los determinados por las reglas de la caballería. Ser comandante imponía deberes que no se compensaban con los privilegios del mando. Por el contrario, asumir un privilegio suponía una falta. Así, en medio de un severo ataque de asma el Che montó un burro para poder proseguir la marcha sin tanto esfuerzo. Fueincrepado por uno de los más jóvenes y recién llegados de los combatientes y el Che desmontó y continuó su marcha a pie. Como comandante el Che no tenía necesidad de asumir esta actitud pero la misma revela su disposición melancólica más proclive al renunciamiento que a la autoafirmación egosintónica. Una característica del estilo del Che que se asimila a lo anterior fue el carácter desjerarquizadodel mando que ejerció. El comandante, así como los jefes de pelotón, tenían responsabilidades - escuchar y transmitir órdenes - pero, una vez determinado el objetivo los combatientes se manejaban con las mismas pautas de equipo que los jugadores en un partido de fútbol. No sorprende, dado el espíritu de cuerpo que reinaba entre estos jóvenes y la unidad de criterio en cuanto a los objetivos de sulucha, el éxito con que coronaban sus esfuerzos. Ciertamente, los soldados a sueldo del ejército de Batista no eran contendientes para muchachos así. Lo que importa subrayar es que, si bien existía una cadena de mando, las órdenes no eran órdenes sino indicaciones dadas a la manera de órdenes. Las indicaciones se cumplían, en la medida de lo posible, porque se reconocía su necesidad y no porobediencia ciega. Se esperaba de los guerrilleros que lucharan pero, si no querían seguir haciéndolo, estaban en libertad para irse. Tampoco se esperaba que lucharan hasta la muerte por simple obediencia sino hasta el límite de sus posibilidades. Los guerrilleros nunca fueron carne de cañón de sus comandantes. Sin embargo esta no fue toda la historia. El Che no se sentía totalmente identificado consus compañeros cubanos en su lucha y atribuye a un sentimiento de culpa - culpa de extranjero, dijo - cierta timidez que mostraba ante ellos. Esta ausencia de ‘sentido de derecho’ se ilustra con una anécdota. Siendo comandante de la columna 8, en una ocasión pidió que le prestaran una máquina de escribir. Años después un camarada comentaría el hecho: ‘Era el comandante y pedía una máquina deescribir… no ordenaba que se lo trajeran’. Esto en un hombre que arriesgaba la vida temerariamente cada vez que entraba en combate y cuya sola presencia era un testimonio de sacrificio y abnegación. Sin embargo, no se reconocía a sí mismo el derecho de hacer una demanda. La naturaleza melancólica de la personalidad del Che salta a la vista. Pese a las exigencias comunitarias que la vida de un militar o...
tracking img