Locuras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (449 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El marco del relato se encuadra en los años posteriores a la Revolución de Mayo, durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, en un matadero. Se basa en la descripción de la sociedad de esa época,que empieza con un gran diluvio que duró 15 días, y afectó a la economía causando una crisis.
El matadero era un  ambiente federal, en éste reinaba la crueldad como modo de vida. Los unitariosrepresentan la cara opuesta a aquel sector ; vivían de otro modo. Son personas representantes de la libertad, muy ajenas de temor, peligro alguno y bien apuestos. Se presentan como la mirada opuesta deaquella sociedad. Es un cuento cargado de  opinión y Echeverría podría ser aquel joven unitario.
Este texto tiene vigencia  en la actualidad, porque  lo narrado se  parece a nuestra realidad. Así podemoscomparar aquella historia donde Rosas representaba el autoritarismo con nuestros militares de la década del 70;  y más aún, creemos que existen secuelas en nuestra sociedad de aquellas políticas:decimos ser un país democrático cuando  vemos que muchos argentinos no defienden sus derechos o temen expresarse por miedo a una represalia.
Echeverría utilizó la literatura para denunciar, describirgobiernos y políticas autoritarias. Demuestra en ella, que la política y la literatura dependen una de la otra.
En el texto la trama que mayor predomina es la descriptiva, porque se la utiliza paracontarnos la realidad salvaje, sangrienta, de ese momento.

 “Matasiete era hombre de pocas palabras y de mucha acción. Tratándose de violencia, de agilidad, de destreza en el hacha, el cuchillo o elcaballo, no hablaba y obraba […]”
“Pero no es extraño, supuesto que el diablo con la carne suele meterse en el cuerpo y que la Iglesia tiene el poder de conjurarlo: el caso es reducir al hombre a unamáquina cuyo móvil principal no sea su voluntad sino la de la Iglesia y el gobierno[…]”
“ -Silencio -dijo el juez-. Ya estás afeitado a la federala, sólo te falta el bigote. Cuidado con olvidarlo....
tracking img