Loke sucede

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1395 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Para armar un rompecabezas unas personas comienzan a colocar las piezas en una esquina y luego lo van extendiendo sistemáticamente desde esa esquina. Otras extienden todas las piezas y empiezan a armarlas en varios puntos distintos. Puede haber una forma definida en el diseño y es fácil trabajar en torno a esa forma. Hay pues, muchos focos de desarrollo. Al fin todas las piezas encajan en sulugar” (Edward de Bono)


La nueva época de acercamientos entre Gobierno y Farc no ha despertado en estos días ni por asomo el mismo entusiasmo que aquel de comienzos del Caguán. No olvida Colombia que aquella utopía que pareció tan cercana de alcanzar entonces derivó solo unos años después en la utopía contraria, la elección de Uribe, el furor de todos los medios contra las Farc y lo que seanunció como la victoria arrasadora de la seguridad democrática. El comienzo del fin para algunos, y el fin del fin para los más optimistas. ¿En qué quedó todo aquello? ¿Para qué ilusionarse ahora si lo del Caguán acabó en fracaso? ¿Y si a Uribe no le alcanzaron cuatro años, ni ocho, para lograr la victoria tan pregonada?

Las conversaciones de La Habana nacen bajo el signo del escepticismo, de lano-esperanza, del desencanto. Y no es que Colombia no clame por la paz, sino que Colombia ha comenzado a hartarse de la politiquería que pretende hacer de la paz su botín, y de los diálogos de paz su tabla de salvación. Habrá que seguir con atención y espíritu crítico la evolución de los acontecimientos y sobre todo mantenerse alerta porque no vaya a ser que bajo el manto de la paz se esté gestando larefundación de la Patria. Y no es que no sea necesario refundar la Patria, la cuestión es quiénes lo hacen y para qué.

Una cosa es hacer las paces entre los enemigos, y otra sentar las bases de un País distinto. Para lo primero son los enemigos quienes se sientan a dialogar y buscan acordar las condiciones sobre cuyo cumplimiento abandonan la guerra. Pero para sentar las bases de un Paísdistinto, de una economía distinta, de una concepción del Estado distinta, allí los participantes exceden y en mucho a quienes por estar en guerra se sientan a negociar la paz. La diferencia entre hacer la paz y refundar la Patria es demasiado grande, es abismal, por lo que estarían errando groseramente el actual Gobierno y los negociadores de las Farc si pretenden iniciar por el camino de hacer la pazentre enemigos y extralimitarse al poco de andar al punto de pretender sentar las bases de una nueva organización nacional. La representatividad de Santos y de las Farc alcanza y sobra para firmar la paz entre ambos, pero no alcanza para refundar la Patria. ¿Dónde quedan por ejemplo Uribe y los uribistas, dónde quedan quienes sucumbieron en el medio del fuego cruzado agredidos por unos u otros yabandonados por el Estado, quienes adhirieron a las Autodefensas y las mismas Autodefensas desmovilizadas?

Mucho me temo que haya quienes circunscriben las diferencias entre Santos y Uribe a una cuestión de celos, de vanidades personales, a un asunto de traiciones políticas y finalmente a un choque de liderazgos donde solo anidan diferencias mínimas y coyunturales. Me temo también que tampocose haya valorado en toda su dimensión la gravedad de lo sucedido con el proceso de paz entre Uribe y las Autodefensas. Quienes consideraban a las Autodefensas unos enemigos contra los cuales cualquier forma de sacarlas del medio político resultaba útil solo se quedaron en la superficie del problema y ahora, cuando buena parte de las ex autodefensas mimetizadas como bacrim han ido mutando yrearmando, y el enfrentamiento entre Santos y Uribe ha ido adquiriendo un tamaño gigantesco puede que comiencen a repensar el camino andado y aplaudido.

Cuando de lo que se trata es de hacer la paz con un Gobierno, es una cosa. Pero cuando se trata de abandonar la guerra para transformar el País en una Mesa de negociaciones la cosa es bien diferente. Si escandalizó al País que las Autodefensas...
tracking img