Los franciscanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3313 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS FRANCISCANOS

AL SERVICIO DE LA CULTURA EN MÉXICO

En ocasión del Doctorado Honoris Causa por la Universidad de las Américas

(Cholula, México,1 de marzo de 2005)

José Rodríguez Carballo, O.F.M.
Ministro general

Saludo y gratitud

Excelentísima Rectora, Dra. Nora Lustig, Excelentísimas autoridades académicas, Profesores, Alumnos, Personal auxiliar, Hermanos todos en SanFrancisco: “¡El Señor os dé la paz!”

Con estas palabras, que el seráfico Padre Francisco dejó en su Testamento como forma de salutación para los hermanos, deseo dirigirme a todos Ustedes, bien sabiendo que al desearles la paz que viene del Señor Jesús, les estoy deseando con ella todo bien.

Me siento literalmente confundido y al mismo tiempo lleno de alegría por este doctorado“honoris causa” que la Universidad de las Américas acaba de concederme.

Confundido, pues sé muy bien que esta distinción académica antes que a mí le correspondería a otros muchos de mis hermanos aquí presentes, y a otros muchos ausentes, por su labor en favor de la cultura en América y, más concretamente, en México.

Lleno de alegría porque en este reconocimiento a mi persona, sientoel reconocimiento a tantos hermanos franciscanos que, desde el lejano 1493, cuando formando parte del segundo viaje de Cristóbal Colón llegaron a la Isla Española los primeros seguidores de Francisco, hasta el día de hoy, se distinguieron y distinguen por su amor a América y por su extraordinaria y ejemplar aportación a la cultura en el llamado Nuevo Mundo.

Entre los muchísimos hermanosque podría y debería citar, permítaseme que recuerde dos nombres. Con ellos comparto, además de mi condición de franciscano, el don más hermoso que después de la vida, de la fe y de mi vocación como franciscano, el Señor me ha podido conceder, la honra de haber nacido en una tierra hermosa y generosa: Galicia, en el noroeste de España. El primero es el beato Sebastián de Aparicio y el segundo es elP. Lino Gómez Canedo.

El Beato Sebastián de Aparicio nació el 20 de enero de 1502, en la orensana tierra de La Gudiña, a pocos kilómetros de Lodoselo, pueblo donde el Señor me trajo a este mundo. A los 31 años Sebastián embarca rumbo al Nuevo Mundo. Y ya en México, para evitar el trabajo agotador de los nativos, Sebastián ideó las carretas y puso manos a la obra de adaptar el camino deMéxico a Veracruz para el tráfico de los carros. De este modo Sebastián es el primer transportista de México, como bien lo recordáis ufanos los mexicanos de hoy, al invocarlo como el patrono de los transportistas y conductores.

Fr. Lino Gómez Canedo, OFM, perteneciente, como yo, a la Provincia de Santiago, falleció en la Ciudad de México el 24 de diciembre de 1990. Franciscano íntegro yejemplar, un cultísimo hombre de letras, americanista insigne y misionólogo extraordinario.

Ambos, Sebastián y Lino, amaron América y particularmente México. Ambos desearon quedarse para siempre entre las gentes a las que tanto amaron y de las que tanto afecto recibieron en vida y reciben todavía hoy, después de muertos. En ellos pienso en estos momentos y a ellos, en modo particular, dedicoeste homenaje.

América es franciscana y si hoy estas tierras y sus gentes se abrazan con el cordón franciscano y los une el saludo fraterno de Paz y Bien, es gracias a la labor heroica de los hijos de San Francisco de ayer y de hoy. A ellos vaya nuestro reconocimiento y mi personal admiración y gratitud en nombre también de toda la Orden Franciscana a la que represento en calidad deMinistro general. Mi gratitud sincera y profunda al Sra. Rectora y a las Autoridades Académicas de esta Universidad por su generosidad en concederme esta alto honor académico. Muchísimas gracias.

Los franciscanos al servicio de la cultura

1. Los franciscanos: “Hombres muy sabios y letrados” que aprenden para enseñar

El Papa Alejandro VI, en la bula Inter caetera del 4 de mayo de...
tracking img