Los jardines de la fundacion evaristo valle

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5322 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS JARDINES DE LA FUNDACIÓN MUSEO EVARISTO VALLE

FERNANDO HORTELANO VÁZQUEZ DE PRADA
SEPTIEMBRE 1998

INDICE:
1. PROLOGO
2. LA ZONA DE SOMIÓ
3. LA FINCA
4. TRAZA DE LOS JARDINES
5. ORNAMENTACIÓN
6. OTROS DETALLES
7. REPORTAJE FOTOGRÁFICO
8. PLANOS
9. ANEXOS
10.DOCUMENTACIÓN Y BIBLIOGRAFÍA

1. PROLOGO
Quizás sean los jardines norteños los menos conocidos de entre todos losexistentes en España; su estudio ha ido quedando pendiente hasta escasas fechas en que han comenzado a aparecer publicaciones sobre los mismos[1], sin embargo todavía quedan muchos sin estudiar, especialmente en la zona Asturiana.
Este trabajo quiere ser una pequeña aportación al conocimiento de esos jardines y de su arte, limitándose a una situación y época muy determinadas: finales del períodoromántico en la jardinería de las fincas pertenecientes a la alta burguesía gijonesa.
La elección de los jardines de la Fundación Museo Evaristo Valle, entre todos los existentes, como objeto de éste estudio se debe a la concurrencia de varias características y circunstancias que los han hecho, a mi juicio, especialmente aptos y atractivos, como son: su exquisito trazado, el estupendo estado deconservación en que se encuentran, la peculiaridad de su vegetación, y además la fascinación que siempre me han producido desde que comencé a visitarlos.
Así mismo, quisiera llamar la atención sobre el estado de deterioro en que podemos hayar otros jardines de la zona, abandonados a la ruina y a la invasión por la maleza que, si no se remedia, conducirá a su completa destrucción, y continuaráperdiéndose de éste modo una parte de nuestro patrimonio cultural.
Por último quiero mostrar mi agradecimiento a aquellas personas que con su ayuda y conocimientos han hecho posible la realización de éste trabajo, especialmente a Don Guillermo Basagoiti de la Fundación Museo Evaristo Valle y al padre Jose María Patac, S.J. director de la Biblioteca Asturiana de Gijón.

2. LA ZONA DE SOMIÓ
La FundaciónMuseo Evaristo Valle y sus jardines se hallan en la antigua finca de "La Redonda", localizada en el barrio del mismo nombre de la parroquia de Somió del concejo de Gijón. Esta parroquia, situada al Este del casco urbano de la ciudad de Gijón, ocupa la franja de terreno comprendida entre los acantilados costeros de La Providencia, los cauces de los ríos Piles y Peña de Francia, las parroquiaslimítrofes de Deva y Cabueñes y el concejo de Villaviciosa. Sufre bastante el azote de los vientos salinos que provenientes del Nordeste consiguen superar el alto de la Providencia. Desde ahí los terrenos descienden hasta la zona llana cercana a los ríos.
El lugar estaba ocupado principalmente, hasta hace poco tiempo, por caserías con prados y pumaradas, casonas residenciales con amplios jardines, yarboledas. Estas características de uso del suelo, la abundante vegetación, los muros de piedra que cercan las fincas, junto con la red de pequeñas calles o "calellas" que lo dividen y comunican, han conferido a Somió un carácter mixto entre lo rural y lo urbano muy peculiar y acogedor que, como veremos, también se refleja en sus jardines.
La tradición de la zona Este del concejo de Gijón (Somió,Deva y Cabueñes) como zona residencial privilegiada viene de antiguo, además de la existencia de una villa romana en el lugar, más tarde, durante la época de la monarquía astur se sabe que fue sitio de descanso de la nobleza. Posteriormente " se afincaron muchas familias gijonesas cuando la destrucción de la ciudad[2] en 1395. Torres o casas solariegas como las de los Menéndez Valdés deCornellana, La Espriella-Zarracina y Lavandera-Mier dan fe de dicho establecimiento"[3]. Quizás de esa remota época daten las primeras construcciones realizadas en " La Solana". Allí cerca tuvieron su palacio de verano los obispos de Oviedo y se encuentran torres y casales, con sus correspondientes escudos de armas[4].
Andando el tiempo, ya a mediados del siglo pasado, con la llegada de la Revolución...
tracking img