Los manglares de tumaco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (360 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS MANGLARES DE TUMACO

En un humilde pueblito cera a la ciudad de san Andrés de Tumaco, vivía una familia muy pobre a orillas del manglar. Con el pasar de los días, las aguas fueronacercándose poco a poco hasta su ranchito de paja. La familia estaba conformada por dos viejitos y un nieto. La señora doña Inés y su esposo don Roberto con su nieto Paolo.

En medio de todo lo mal que laestaban pasando, lo único que alegraba sus tristes vidas, era el nietecito, que vivía con ellos. Para ayudarlos a sobrellevar su dura vida, el muchacho tenía que trabajar y estudiar; sin embargo,la ayuda que él les prestaba no servía de mucho por que ganaba muy poco dinero en su trabajo. Hasta que un buen día, se acordó que su difunto padre le había regalado una balsa, la que guardabadebajo de la humilde chocita y entonces decidió salir todas las mañanas al manglar para ver si encontraba un futuro mejor. Salía muy temprano para agarrar carnadas pero le agarraba el día y teníaque salir tarde a pescar, pero el todo lo hacía con amor y decidido a seguir adelante hasta que sus sueños se convirtieran en realidad.

Y así, un buen día que se embarcó, encontró una cosa muyrara que le llamo la atención, la probó para ver si era comestible y le supo delicioso. Desde aquel día, siempre que se embarcaba se dedicaba a coger dicho producto y salía muy contento a venderlo.La gente se lo compraba gustosamente y le preguntaban que como se llamaba tan delicioso manjar, a lo cual el respondía que no sabía su nombre, pero que podían llamarle “piangua”, porque fue loprimero que se le vino a la cabeza.

Desde aquel día, se dedicó a crear su microempresa a la cual llamo “la piangua”. De este modo su suerte cambio para siempre, les compro una hermosa casa parasus abuelitos en el centro de la ciudad; luego se casó con una linda muchacha y tuvo dos hermosos hijos y hasta nuestros días viven muy felices cosechando aquel misterioso manjar que les dio el...
tracking img