Los motivos del escudo unam

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2607 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS MOTIVOS DEL ESCUDO* [1]

Jóvenes amigos:

Respondiendo a su indagaci6n reciente, paso a manifestarles lo que sigue:
El hallazgo de un lema que complementara el nuevo escudo de la Universidad Nacional de México, me resultó indispensable para formular el propósito y la orientación de la Universidad que se lanzaba al destino por el impulso de la Revolución. Me tocó res- catar nuestroprimer instituto tradicional de enseñanza, de manos de la barbarie carrancista que por decretos de fuerza se había apo- derado de la escuela de Barreda, combatida por nosotros, sin em- bargo muy superior a lo que estaba siendo deshecho. Los asaltantes, en efecto, habían convertido nuestra Preparatoria en mala réplica de una secundaria protestante norteamericana. De rector funcionaba un abogadoconocido en el foro por sus astucias curialescas, pero cabalmente inculto y sin otro titulo para el mando, que su vieja camaradería con el Carranza de los tiempos en que ambos fueron incondicionales servidores de la dictadura. Los profesores habían sido reclutados en las segundas filas del normalismo, que por su índole popular ganó influencia dentro de los círculos políticos de la Revolución, peroque en general, carecía de preparación académica. Aquellas subalmas, por lo mismo, se habían vuelto materia plástica frente al programa extranjero de deformación de nuestra índole nacional. Resultaba urgente salvar las esencias de nuestra propia cultura, librándonos de aquella mediocridad sin cohesión y sin médula y para hacerlo era menester integrar tina nueva ideología. Mediante ella se evitaríael paso, el peligro de recaer en las doctrinas políticas del porfirismo que la propia Revolución había combatido desde la época de la claridad maderista, a saber: la evolución spenceriana, el cientificismo de justo Sierra y el materialismo de Comte. Era urgente demostrar que la Revolución poseía capacidades propias y empeño en escalar las más altas cumbres del espíritu, sin perjuicio de dedicarsea satisfacer los intereses de los humildes. Tan precisa fue esta última tendencia, que todo lo que hoy se dice, de orientar la Universidad hacia las metas de la justicia social, no es más que un "refrito" de las declaraciones revolucionarias que cualquiera puede leer en la colección de mis discursos universitarios de la época. Nos pusimos, pues, a trabajar en el doble aspecto social y espiritual,pero sin demagogia, porque contábamos con timbres suficientes de distinción y de sacrificio en la lucha, para no tener que descender a la adulación servil de las multitudes. Trabajamos para las masas, pero sin subordinarnos a sus criterios confusos, menos aún al juicio de lidercillos y agitadores. Al contrario. procurábamos dar a la masa temas de ascensión para llevarla, junto con losuniversitarios, a las cimas esplendorosas de la sobrehumana sabiduría.
Había que comenzar dando a la escuela el aliento, superior que le había mutilado el laicismo, así fuese necesario para ello burlar la ley misma. Esta nos vedaba toda referencia a lo que, sin embargo, es la cuna y la meta de toda cultura; la reflexión acerca del hombre y su destino frente a Dios. Era indispensable introducir en el almade la enseñanza el concepto de la religión, que es conocimiento obligado de todo pensamiento cabal y grande. Lo que entonces hice equivale a una estratagema. Usé de la vaga palabra espíritu, que en el lema significa la presencia de Dios, cuyo nombre nos prohibe mencionar, dentro del mundo oficial, la Reforma protestante que todavía no ha sido posible desenraizar de las Constituciones del 57 y del17. Yo sé que no hay otro espíritu válido que el Espíritu Santo; pero la palabra santo es otro de los términos vedados por el léxico oficial del mexicano. En suma, por espíritu quise indicar lo que hay en el hombre de sobrenatural y es lo único valioso por encima de todo estrecho humanismo y tam- bién, por supuesto, más allá de los problemas económicos que son irrecusables pero nunca alcanzarían...
tracking img