Los neandertales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7410 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EN BUSCA DE LOS NEANDERTALES

Christopher Stringer y Clive Gamble

Trabajo realizado por: E.F.
CAPÍTULO 1

“Esta ‘ tía’ vive en la Edad de Piedra”. “Este ‘ tío’ es un neandertal”. Expresiones como éstas escuchamos a algunos cuando gustan de referirse a personas que no les agradan por su forma de pensar o de ver el mundo y que parecen estar anclados en épocas pretéritas, más bien muypretéritas. Pero este “sambenito” no parece gratuito sino que, puede tener su génesis en la imagen que los investigadores nos formaron sobre los neandertales. Se les solía representar en un entorno salvaje con ojos hundidos sobre el pecho, provistos de garrotes y prácticamente desnudos. R. Virchow les atribuyó la condición de enfermos o degenerados. El papel que se les asignaba era al margen de laevolución y estaban considerados como proscritos, ajenos a toda ley y orden, en cuatro palabras: ajenos a la civilización. Esta actitud crítica hacia los neandertales se fue suavizando con el discurrir del siglo XX, a esto contribuyó la publicación del libro de Jean Auel “El Clan del oso cavernario” (1980) donde hace un elogio hacia estos homínidos. G. de Mortillet, defensor de la evolucióngobernada por leyes de acción progresiva, postuló que los neandertales ocupaban un lugar en nuestro abolengo. De paso, De Mortillet, fue uno de los primeros en demostrar que era posible disponer los fósiles y el utillaje lítico asociado con ellos en una secuencia cronológica coherente, desde el más antiguo al más reciente.
Otros investigadores como Boule tampoco contribuyeron mucho a la percepciónpositiva de éstos. Boule y sus colaboradores no reconocían la existencia de una fase neandertal en el linaje humano. Tras analizar los restos de La Chapelle- aux- Saints, llegaron a las siguientes conclusiones:
- No clasificar el esqueleto como perteneciente a una subespecie de Homo sapiens, nuestra especie, sino a una especie independiente, Homo neanderthalensis. La comparación entre los cráneosde un chimpancé, el del neandertal de La Chapelle y el de un francés moderno fue lo que les hizo llevar a establecer este argumento.
- Pensaron, igualmente, que la columna vertebral y los huesos de las extremidades mostraban numerosos caracteres simiescos y que sus piernas tan cortas indicaban un porte bípedo o erguido menos perfecto que el del hombre moderno.

Esta semejanza o naturalezacompartida con los simios no sólo llevó a formarnos la imagen anteriormente descrita sino que además puede, digo solamente puede, incurrir en una xenofobia mal encauzada y caldo de cultivo para posibles ideologías racistas.

Quizás el interés por los neandertales radique en querer ubicarnos, saber dónde trazar la línea de la humanidad, si son un reflejo de nosotros mismos pero más antiguo o, porel contrario, son el polo opuesto tanto en cuerpo como en conducta.
Fue en 1.856 con el descubrimiento de un esqueleto parcial en la cueva de Feldhorfer en el valle Neander, cerca de Dusseldorf, con lo que se establece el inicio de la Paleontología como campo independiente de estudio. Con el nacimiento de la disciplina aparecen también teorías dispares que defienden posturas distintas sobre lostemas de controversia. En el caso que nos ocupa existen dos:
- Los defensores de la continuidad regional que piensan que los neandertales ocupan un lugar en la ascendencia humana y
- Los defensores de la teoría de la sustitución de poblaciones que postulan la no inclusión de los neandertales en dicho lugar de la especie

Los antecedentes de esta controversia los hallamos:
En el modelomultirregional (Thorne y Walpoff) para los cuales había una sola especie politípica, es decir, una especie que puede manifestarse bajo diversas variantes de distinta apariencia física. En la hipótesis del espectro de Wainer y Campbell para los cuales los neandertales fueron variantes subespecíficas de Homo sapiens que presentaban diferentes mezclas de rasgos. En las ideas de Boule y sus...
tracking img