Los señores de la guerra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2285 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Coronel Tilio Alber to Coronel Gr illo, Ejército Nacional de Uruguay

A

fganistán es uno de los países donde el occidente hace el mayor esfuerzo en la guerra contra el terrorismo fundamentalista islámico. La constante falta de seguridad permite que diferentes grupos—terroristas o delincuentes comunes—empleen una serie de zonas como base de operaciones. La provincia de faryab, en la regiónnorte de afganistán, es un ejemplo de ello. allí se desarrollan operaciones de mantenimiento de la paz y asistencia humanitaria. en ambas, el conocimiento ayuda a sortear las dificultades que aparejan las operaciones en los escenarios de asia Central. sin embargo, toma tiempo aprender y entender otras culturas y la tarea no consiste tan sólo en reunir datos, sino analizarlos e interpretarlos con elpropósito de ver como es ese estilo de vida tan extraño a nosotros. se debe aprender acerca de la cara oculta del sentir afgano que subyace por debajo de la impresión adquirida a primera vista. se podrá ver que los afganos tienen lealtad al linaje, la etnia y la familia. Muchas veces, los grupos étnicos pesan más que los sentimientos de respeto hacia el estado afgano o a las institucionesnacionales como el ejército, policía o la Walesi Jirga o asamblea nacional. si a esto se suma la obediencia religiosa, ambos factores determinan una forma muy especial de pensar y comportarse, particularmente en la región norte. La provincia de faryab tiene un sistema feudal muy antiguo y arraigado en su aspecto político-social-económico y los “señores de la guerra” (también llamados “comandantes”) sonuna muestra elocuente de ese comportamiento.

El Coronel Tilio Alberto Coronel Grillo, Ejército Nacional de Uruguay, es o fi c i a l d e l A r m a d e Comunicaciones. Egresó de la Escuela Militar en el año 1977 y desde entonces ha participado de un sinnúmero de cursos y entrenamientos especiales incluyendo el Curso para Observadores Militares en el 2003, Curso de Teología Islámica en 2005 y elCurso de Oficiales Superiores en 2007. Es competente en cuatro idiomas extranjeros y ha participado de tres misiones de paz, una de ellas en Afganistán en los años 2005 y 2006. Es colaborador de la revista el soldado y ha ocupado varios cargos docentes.
(Fotos: autor)

Military review  enero-Febrero 2008

37

Quiénes son y que hacen

La importancia de los “comandantes” o “señores de laguerra” se mide por su influencia sobre la población, sus recursos en ganado, dinero y por la cantidad de armas que disponen (p. ej. tanques, morteros, ametralladoras, aK-47 y RPg-7).1 Creadores de redes de crímenes, acciones ilegales y tráfico de opio, los “comandantes” han adoptado la guerra como forma de vida. estas redes se relacionan unas con otras y con gobiernos ilegales instalados dentro delpropio gobierno legal. Provocan guerras para lograr el control de las plantaciones de amapola, conflictos que no siempre son ideológicos ni políticos, sino guiados por dinero. se aprovechan de la ineficacia de un gobierno carente de recursos para enfrentarlos. impiden la acción policial y dificultan el trabajo de los gobernadores de Distritos nombrados por el gobierno. Con sus “ejércitos” o“grupos armados” (por supuesto, ilegales), se autoproclaman encargados de la seguridad de la población en su área de influencia. se enfrentan entre “comandantes”

de diferentes etnias y toman por asalto aldeas, llevando prisioneros a hombres, mujeres y niños, por quiénes luego exigen el pago de un rescate. Recaudan tributos por las tierras de pastoreo, por el acceso a ciertas áreas o regiones (lugaresde paso en las montañas, por ejemplo) y el usufructo del agua de ríos y arroyos. Cobran también un impuesto mensual a las familias para solventar los gastos de sus “ejércitos” y “soldados”.2 algunos tienen cárceles privadas dónde los condenados por el “comandante” cumplen la pena que éste les imponga.

Cómo lo hacen

no debe subestimarse de modo alguno a los “señores de la guerra”, ya que...
tracking img