Los siete saberes de la educación del futuro. “las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1658 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los siete saberes de la educación del futuro. “Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión”
A fines del siglo XVIII el filósofo alemán Immanuel Kant realizó un cuestionamiento de aquel conocimiento humano que pretendía expandir sus fronteras más allá de lo que nos entrega la realidad a través de los estímulos externos y que recibimos por medio de nuestros sentidos. La obra sellamó “Crítica de la razón pura” (1781), el objetivo era que la propia razón se critique a sí misma acerca de si puede entregar o no un conocimiento que sobrepase la experiencia, es decir, someta su propia capacidad de conocer a un examen racional, previo al conocer mismo, para determinar la posibilidad de entregar un conocimiento que Kant denominó conocimiento puro, sin el soporte empírico. Antes deconocer es necesario establecer qué podemos conocer, y de esa manera evitaríamos los errores e ilusiones de entregar conocimientos de objetos que no se nos dan en la experiencia. La conclusión de Kant fue que el conocimiento comienza con la experiencia pero no proviene todo de ella, como pensaba el empirismo con su analogía del entendimiento humano como una tabula raza, sino que el sujeto esactivo, construye, ordena, unifica los estímulos externos mediante unas estructuras cognoscitivas propias de él que no se obtienen de la experiencia. Hay algo que es puesto por el sujeto cognoscente cuando conoce. Lo que conocemos, el objeto, no es una copia de la realidad producida en nosotros gracias a las impresiones sensoriales. El objeto conocido sufre una notable reelaboración por parte de la mimaactividad del conocer., de la que, normalmente, no somos conscientes, Por otro lado, el entendimiento no comienza nunca a pensar por sí mismo,: algo le debe ser dado para que comience su actividad, algo se le debe dar para luego ese algo poder ser ordenado por este.
Este empeño de Kant de investigar qué podemos conocer y cómo conocemos para evitar errores, guarda una estrecha relación conel esfuerzo de Edgar Morín de determinar cuáles son los siete saberes que la educación del futuro debe desarrollar, específicamente con el primer saber, llamado “Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión” que será el centro de este escrito.
Según Morín “es muy diciente el hecho de que la educación, que es la que tiende a comunicar los conocimientos, permanezca ciega ante lo quees el conocimiento humano, sus disposiciones, sus imperfecciones, sus dificultades, sus tendencias tanto al error como a la ilusión y no se preocupe en absoluto por hacer conocer lo que es conocer.”[1] Esta afirmación se observa muy claramente, no solo en el hecho de que los profesores consideran que el conocimiento que les entregan a sus alumnos es el correcto, sino también en el hecho de notrasmitirles adecuadamente como se llega a es conocimiento, en otras palabras, cuál es el proceso que se ha seguido para arribar a él, tanto interna como externamente.
En este mismo sentido, es muy importante conocer el funcionamiento del cerebro humano, para de esta manera conocer también sus carencias y no confiar plenamente en él, saber cuándo nos engaña, no dejarnos dominar por ideaserróneas o estipuladas e interiorizadas por nosotros antes de darnos cuenta de lo que hacíamos.
Los principales riesgos del conocimiento humano se relacionan con el error y la ilusión. La educación del futuro debe afrontar el problema desde estos dos aspectos: error e ilusión. Nuestra mente no es capaz de entrar en contacto con la realidad como un todo, sino que tiende a parcelarla, atiende yselecciona sólo algunos aspectos de ella, los de su interés o los que alcanza según su capacidad limitada. Es por esto que se producen errores en la percepción, creemos conocer algo cuando en realidad no es así, lo deformamos, y a esto se le suma el error intelectual. La mente no es pasiva con respecto a los estímulos que llegan a ella, como ya vimos, si no que actúa sobre ellos adecuándolos a sus...
tracking img