Luis gonzales ¨obra el oficio de un historiador¨

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (575 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La única venida a Querétaro de Luis González y González a disertar sobre su teoría, fue al taller “El Oficio de Historiar” coordinado por quién esto escribe, un siete de noviembre del 2001, siendorecibido tumultuariamente por los talleristas y la comunidad intelectual local y sin la presencia de autoridad local alguna. 
El Maestro dijo: “Querétaro es una de las ciudades a las que hay quevisitar constantemente “Luís González y González, el humanista de la historia, el mejor historiador de México, El renovador de la concepción de entender y estudiar la  historia, revolucionario decepa,  murió en el pueblo de San José de Gracia. 
Cuando en San José de Gracia todo el mundo comentaba lo abundante de la cosecha que se venía gracias a la buena temporada de lluvias, el II de octubre de 1925,llegó al mundo Luis González y González y el 14 de diciembre del 2003, cerca de las ocho de la mañana, ante un México convulso e imprevisto, se nos fue. 
Aprendió desde su infancia el desafío deconservar  la memoria como forma de preservar la vida a fuerza de contar y recontar las historias de los hombres. Se alejó de la historia de bronce y se acercó  al quehacer cotidiano, a los más elementalese insignificantes acontecimientos y de esta manera nació la historia universal, llamada PUEBLO EN VILO. 
El Maestro dijo: “ Hay una historia política que se desparrama ante el gran público, noporque le guste mucho a los niños y adolescentes, lo que les cuentan, o porque aprendan eso por su voluntad, sino porque los obligan a que acepten eso como la historia”. 
Nieto de abuelos indios, conservósiempre el gusto por su MATRIA, por sus orígenes, el gusto por el habla sencilla y sabrosa, que lo llevara a hacer un profesor tan claro como ameno, un historiador convencido de  que la historia notiene porque ser de difícil acceso y que los historiadores no tienen porque volverse pedantes. 
Luis González y González no olvidó nunca la pesada herencia que para bien o para mal marca el...
tracking img