Míopia de la legalidad socialista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1667 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
MIOPÍA DE LA LEGALIDAD SOCIALISTA
March 7, 2010
por Vicente Padrón Casas*
Hace algún tiempo apareció publicado en el periódico Tribuna de La Habana un artículo titulado “Descubren Venta Ilícita de Aceite”. Como era de esperar, se trataba de una acción de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) a través de la cual fueron ocupados más de cien galones de aceite comestible en una vivienda delmunicipio de Regla, en esta capital, según informó la propia fuente.
La acción que encabeza el título del mencionado artículo (o sea, “descubren”) motiva el comentario. Para nadie es un secreto que hay personas que deambulan por toda la ciudad o aparecen en cualquier sitio —por apartado que sea— ofertando públicamente comestibles, productos de uso doméstico y otros, entre los que se encuentrandesde los útiles de aluminio para el hogar hasta los raquíticos palitos de tendedera plásticos, productos que en muchas ocasiones resuelven necesidades perentorias de la familia cubana, desatendida casi en su totalidad por el paternalista gobierno de Castro, que no es capaz de garantizar ni las insignificantes velas de cera o parafina para brindar algo de iluminación durante los cortes eléctricos enlos llamados apagones programados. Esta acción ilegal de la venta ilícita, tan evidente hoy en Cuba, reviste más características de hecho famélico que de delictivo, por las razones que lo motivan y las circunstancias que rodean a muchos de sus autores, debido a las penurias del vivir diario que sufren y padecen hasta los mismos agentes y funcionarios encargados de velar por el orden interior.Según la propia publicación, la ocupación del aceite comestible fue realizada gracias a la información de la población (de seguro el informante tiene garantizado su aceite para sobrevivir). Esto es motivo de reflexión y análisis, ya que en decenas de ocasiones he tenido que establecer demandas, quejas y denuncias ante las autoridades competentes por violaciones a los derechos ciudadanos míos o deterceros por derecho de representación, violaciones que de manera sistemática vulneran el orden legal establecido y violan flagrantemente los derechos fundamentales que dice el gobierno garantizar en la Constitución de la República, expresados específicamente en el Capítulo VII (artículos del 45 al 61 y 63).
Se reconocen estos derechos ciudadanos como “derechos fundamentales”, y en algunos casos consu limitante o distinción expresada en el propio texto constitucional, como —por ejemplo— en el artículo 53, en el cual se dice reconocer la libertad de expresión conforme a los fines de la sociedad socialista; en el artículo 54 (el derecho a la libertad de reunión y asociación, regulada a través de las organizaciones de masas y sociales reconocidas por el gobierno); la libertad religiosa dentrodel respeto a la Ley (ley como expresión de la voluntad política de la clase gobernante atea en el poder); o la inviolabilidad del domicilio con las excepciones reguladas en la Ley; son muchos casos de letra muerta.
Esa propia Constitución de la República de Cuba reconoce formalmente el principio supremo del imperio de la Ley, al expresar en el artículo 66 que “el cumplimiento estricto de laConstitución y de las leyes es deber inexcusable de todos”. Por tanto —cabe señalar—, si existe un orden legal ante el cual todos debemos ser iguales, ¿por qué no se actúa con igual rigor ante hechos puestos en conocimiento de las autoridades competentes por la oportuna información de la población a través de los cientos de reclamaciones, quejas y denuncias que cada mes llegan a la Fiscalía General dela República, al Ministerio de Justicia (MINJUS) y a otras dependencias competentes?
Son hechos tan frecuentes como los tipificados por la ley penal sustantiva (Ley N° 62 de 1987) en su Parte Especial (Libro II), Título II, Capítulo I (violación de los deberes inherentes a una función pública), actos que se cometen contra el empobrecido pueblo cuando por necesidad el ciudadano común tiene que...
tracking img