Mar de icaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4684 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Cuando reviso con el pensamiento Mis últimos veinticinco años, Su vacío me llena de asombro, Apenas puedo decir que he vivido.” Yukio Mishima (Julio 1969)

Mar de Icaria
S E R G I O S A L A M O A S E N J O

Ediciones elaleph.com

Editado por elaleph.com

© 2000 – Copyright www.elaleph.com Todos los Derechos Reservados

MAR

DE

ICARIA

PROLOGO Romolo Trebbi del TrevigianoCaminar en sí mismo, buscando desesperadamente una verdad que justifique la soledad es casi siempre el destino de las almas sensibles de los jóvenes intelectuales, que deben pagar su tributo al conocimiento con una dolorosa experiencia de los sentidos, agudizados por las largas horas de aprendizaje, refinados y transformados por los procesos alquímicos –y de resultados no siempre previsibles- en eltaller de experimentación cuyo campo de aplicación es la vida misma. Es el caso de Sergio Salamó, joven historiador del arte, interesado y abierto a todos los aspectos de la creación artística, buscando la enseñanza de los grandes maestros del ayer. Sí, Leonardo –solo para citar un ejemplo ilustresabía y solía actuar como un mago que a todo renuncia para escudriñar el alma de las cosas. Pero nosiempre el ideal buscado, refleja en el hermético espejo el rostro pensado. Es así que, las meditaciones de Sergio Salamó parecen revelar la tristeza y el desengaño del aprendiz que se encuentra fuera del laboratorio con una realidad –tal vez siempr ilusoria- pero diversa y, como tal, no aceptada, en la espera que el espejo refleje un día aquel rostro re-pensado y magnificado. Por esto, el lenguaje sehace, a veces, hermético: “yo no quisiera/mostrarte mis Castalias/ni siquiera/el Mar de Icaria, más, un eco/profundo, escapado a los Cronopios/llega hasta ti...” o, a veces surrealista: “Talantes noctámbulos/recorrían los bares
3

SERGIO

SALAMÓ

ASENJO

buscando/marineros/para el viaje nupcial;/la medianoche sonaba cada hora/para que n llegara el mediodía...”. A veces, con acentos detragedia: “pensé en espectros del pasado/y me arranque los ojos para mno verte;/en esta oquedad persistió tu presencia...”; para transmitir finalmente aquella rica vertiente subterránea del alma cuando: “plantaré rosales y/esperaré a que crezcan, y las teñiré/con mi sangre para regalarte, día a /día, sus rojos emblemas”, en cuya imagen, el mito de Afrodita se transforma en un sacrificio deviolencia romántica. Veta romántica entonces, sobre una estructura clásica vagando por los recodos de un laberinto de signos, obteniendo un manierismo poético que nos lleva fatalmente hacia aquellos origenes del historiador del arte en cuyo rigor de búsqueda el autor prepara su instancia.

4

MAR

DE

ICARIA

A FAUSTO ¡Oh Fausto! No estás más aquí. Invocamos tu nombre Entre Esterilizadasopiniones. Furores vacuos. PROFESORES. HISTERIAS HISTORIAS. PROFANADORES PEQUEÑOS. GRANDILOCUENTES DESALMADOS. INSPIRADOS ASPIRADOS. TRANSPIRADOS ANTIGUOS. LUSTROSOS ESPEJADOS. MAÑOSOS NOSOTROS. VOSOTRS ELLOS. TRANSFUSIONES MENTALES. DERRAMES CEREBRALES. ACCIDIA Y nos lanzamos al vacío; con alas de papel escritas a pluma. Remontamos los precipicios En vuelo nocturno. Coloquio preñado De funestopresagio. Germinó la colera en dulce estruendo Y concurrieron fantasmas, Espectros, Colegos y damas; Compañeros de farra. Cuál no fue su espanto Al ver los espajos.
5

SERGIO

SALAMÓ

ASENJO

Concluía y empezaba La gran descarada. Al despuntar el crepúsculo De una nueva noche, El Gran Burgomaestre Detuvo sus pasos, Quisiera haber leído: Oh, vosotros los que entráis, Tened esperanza; Se vió Y vióque lo miraba un hombre (¿o un espectro?) que le saludó sacándose el sombrero; concluido el ritual, que no alcanzó a ser conjuro, continuó su camino para, ese día, como el anterior y el anterior del anterior y el anterior del siguiente, dar por iniciada la solemne mascarada. El cubo de cristal, Estaba esa noche en estado crítico, No pudo ser afinado en nota De silencio: El murmullo, lo tomó por...
tracking img